En 2018 varias empresas cumplieron 50 años. Una de ellas fue Davidoff, al menos en su versión fuera de Cuba, pero también estaba Macanudo, así como la marca más antigua de Nicaragua: Joya de Nicaragua. Cinco años antes celebraban los 45 con el Cuatro Cinco, así que era de esperarse que por los 50 años hicieran algo mejor, nuevamente optando por un nombre que vaya más allá del típico 50 Aniversario, y así crearon Cinco Décadas. Originalmente fue creado en dos vitolas: Diadema y Churchill (llamado El General), que fueron las dos vitolas que crearon originalmente en sus inicios en 1968. Para la liga no han mencionado nada más allá de que son los mejores tabacos nicaragüenses.

Joya de Nicaragua - Cinco Décadas 01

El cigarro que tengo es una edición tamaño toro que fue lanzada posteriormente, en un afán de adecuarse a los tiempos modernos, pero solamente se encuentra disponible en esas tres vitolas. El cigarro se ve bastante oleoso y se siente bien pesado, aunque no saqué la balanza para pesarlo, pero se siente sólido. Aunque no sé qué tipo de hoja es la capa, les puedo decir que tiene aromas de nueces casi exclusivamente, mientras que en el pie se aprecian aromas dulces, herbáceos y de jengibre. En la calada en frío hay más notas dulces como de caramelo y cerezas, con una ligera nota picante. Incluso en frío se siente complejo.

Joya de Nicaragua - Cinco Décadas 02

Apenas lo enciendo tengo el mismo flash mental de cuando probé el Encore de E.P. Carrillo, especialmente después que fue el cigarro #1 de Cigar Federation… en ese momento fue “naaaaah”. Lo he dicho antes, ese cigarro es bueno, pero no está al mismo nivel de los #1 de otros años. Pero el Cinco Décadas comienza bastante sencillo, con sabores a tierra y nueces, y unos minutos después una combinación de frutos rojos con pimienta. Pero es a mediados del primer tercio que se hace complejo y esa idea de que no es tan bueno desaparece por completo. Incluso comienzan a aparecer sabores inesperados, como uno de oregano, pero también madera y pan quemado, y en el retrogusto aparecen sabores de mantequilla y frutos rojos, que dan como resultado que fume más rápido para poderlos probar más, pero a la ceniza le cuesta aguantarse. El anillo de combustión no es del todo recto, pero esto es algo que me pasa regularmente con los cigarros box pressed.

Joya de Nicaragua - Cinco Décadas 03

En el segundo tercio el Cinco Décadas sigue quemando relativamente lento, pero también coincide la fumada con la primera lluvia de la temporada, por lo que el cigarro tiene un cierto sabor más agradable, o al menos es mi impresión. En boca el sabor de madera sigue presente, pero bastante reducido, ahora acompañado de sabores más fuertes de tierra, azúcar y pan con mantequilla. En el retrogusto se sienten los sabores de frutos rojos y la pimienta es bastante más fuerte.

Joya de Nicaragua - Cinco Décadas 04

Al quitarle la anilla todavía queda la mitad del cigarro y en este punto se siente un cambio, sobre todo en un aumento de intensidad del cigarro, siendo de media hasta este momento y llegando a media-alta ahora. El tiro está bastante bien y el anillo de combustión también parece mejorar. Pero también se hace mucho más cremoso cuando supero el ecuador y es una sensación que realmente no sentí en todo lo previo a la fumada. El sabor de frutos rojos ya no es exclusivo del retrogusto tampoco.

Joya de Nicaragua - Cinco Décadas 05

En el último tercio sigue esa tendencia cremosa, con sabores de madera y leña y mantiene esos sabores de frutos rojos que le dan un matiz muy interesante al resto de los sabores. En el retrogusto estos sabores de frutos rojos son sustituidos por ruibarbo, pero son poco cuando el sabor cremoso los supera a todos. Al final el cigarro termina luego de una hora y 35 minutos, con una intensidad que sigue siendo media-alta, pero creo que si el cigarro durara 15 minutos más llegaría a ser completamente alta, y un par de horas después de fumarlo todavía puedo sentir su sabor en la boca. Afortunadamente el contenido de nicotina es mínimo y su quemada fue lenta hasta el final, aunque aumentó algo en el último tercio.

No deja de ser irónico que este cigarro celebre los 50 años de la industria del tabaco en Nicaragua, y que la marca rinda tributo a Estelí, y que al mismo tiempo de su lanzamiento el país se encontrara en una situación política y social tan grave. Pero, al igual que la mayoría de los tabacos que se hacen en Nicaragua, este no es un producto necesariamente para los nicaragüenses. Viendo un poco mis reseñas, me di cuenta que tenía un buen tiempo sin reseñar un Joya de Nicaragua, siendo la última vez en octubre de 2018. Así que sin duda estoy muy contento de haber probado uno nuevo de la marca, y que este haya sido complejo y lleno de detalles interesantes, aunque algo caro para mi gusto.

Dossier-2.indd

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s