Habiendo probado este mismo cigarro en vitola lancero a principios de este año, creo que no puedo ser del todo honesto al decir que lo ha probado ya, pues en lancero las ligas casi siempre son diferentes. En realidad siempre he tenido mucha curiosidad por este cigarro por su precio (tiende a ser bastante bajo) pero también porque sigo por Instagram a Indiana Ortez, hija de Omar Ortez y creo que su actitud hacia las redes sociales siempre me ha gustado, por lo que siempre voy a respetar los productos que llevan su nombre. Sin embargo, este cigarro es producto de su padre y, hasta donde tengo entendido, Indiana no ha participado en su liga. Como dije, el Originals es un cigarro que, dependiendo de las páginas que utilices para comprar, puede costar unos $3 por cigarro, por lo que siempre me ha llamado la atención, sobre todo por su potencialidad de ser un cigarro de consumo regular. Así que cuando salió la oferta de un 5-pack, me anoté.

Quizá uno de los mayores temas a destacar de Ortez es que es distribuida por Altadis, lo cual colabora a reducir su precio. El cigarro viene con una anilla inferior únicamente, que cubre también el pie del cigarro, por lo que no la puedes quitar y ponerla por arriba, como suelo hacer con los cigarros de anilla inferior. En la capa nicaragüense se aprecian aromas de pimienta y chocolate, aromas que se repiten tanto en la tripa como en la calada en frío, con un mayor énfasis en la pimienta, al punto que estornudo un par de veces antes de darle fuego finalmente.

El Originals destaca su estilo de cigarro medianamente barato sobre todo por la manera que quema, pues su anillo de combustión es bastante variable y se niega a mantenerse recto. Es el segundo que fumo, y con él confirmo que aunque los sabores son buenos, esa quemada es un tema. Los sabores de pimienta son predominantes y durante las primeras caladas consiste en el único sabor, aunque al cabo de un rato también se sienten notas de café cremoso, con una nota amarga muy propia y toques de paja, sobre todo a partir de la mitad de ese primer tercio. La descripción del cigarro donde lo compré era de una fumada de intensidad media y, aunque mantiene esa tendencia, se siente intenso de sabor.

En el segundo tercio y luego de un par de retoques, el cigarro mantiene un semblante de buena quemada, y aunque esta carece de uniformidad, al menos no me ha pasado que hay partes que no queman, solo que queman con discordancia. En este tercio los sabores son ligeramente más dulces y más maderosos y algunas notas como de avellanas, aunque estas eran más sutiles y no muy constantes.

El último tercio es prácticamente igual al segundo y es ahí donde puede apreciarse más el relativo bajo precio de este cigarro, pues no hay una gran imaginación a cargo de darte el toque final del cigarro, salvo quizá una mayor suavidad de la pimienta, pero en gran parte se trata de una fumada agradable y de 90 minutos que pasé bastante amenos y que no requieren de demasiada atención sobre los sabores del cigarro, aunque sí de la quemada.

En general esa es mi apreciación: una buena fumada para pasar un rato y constituye un buen cigarro de “diario”, siempre que no te importe tener que estar pendiente de su quemada, pero a cambio te da una fumada consistente, sin demasiadas variaciones pero no necesariamente lineal. Al final, es lo que esperaría de un cigarro de esta calidad, sin sorpresas y aunque el tiro hacia el final debería ser mejor, nada que un nuevo corte no resuelva en caso de emergencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s