En el año 2016 Espinosa Cigars anunció un nuevo producto de capa Connecticut llamado el Crema, que difiere de los productos que Espinosa solía ofrecer hasta el momento, pues la mayoría se basaban en intensidad de media a alta y el Crema es posiblemente el más suave de todos. Sin embargo, el objetivo de Espinosa era crear un cigarro introductorio a la marca e ideal para principiantes. Aunque el Crema no es el primer Connecticut de Espinosa, este no se vende en bundles sino que apunta a un público más premium. Al igual que todos los Espinosa es producido en La Zona, la fábrica de Erik Espinosa en Nicaragua y la capa es ecuatoriana, mientras que el resto del contenido del cigarro es nicaragüense.

El Crema que voy a fumar llegó como parte del paquete de Cigar Hustler para febrero de 2021. La capa es ligeramente oleosa y bastante más oscura que las Connecticut habituales, algo a lo que me estoy acostumbrando lentamente a ver, pues no es el primer Conencticut oscuro que he visto, todos de manera reciente. El cigarro se ve muy bien, sin baches, ni imperfecciones ni problemas aparentes, con aromas en la capa a pimienta blanca y tabaco dulce, mientras que la calada en frío muestra notas de pimienta blanca, madera y suave de durazno. No me atrevo a decir que se siente fuerte, pero también hay unas notas ligeramente especiadas que se sienten muy prominentes.

El cigarro comienza con un tiro espectacular, que produce una infinidad de humo denso y rico y produce sabores medianamente intensos de pimienta negra, madera y notas cremosas, con una intensidad que inmediatamente es media. Al cabo de las primeras caladas, lo que podría identificar como la mitad del primer tercio, se presentan notas más fuertes de madera y galletas danesas, mientras que en el retrogusto los sabores principales son de pimienta (sin definir color) y notas de crema pastelera. Hacia el final del primer tercio hay una nota de pan tostado en el paladar, mientras que la intensidad se reduce un poco, manteniéndose igualmente en media, pero sin las aparentes tendencias a ser mayor.

En el segundo tercio los sabores de pimienta y madera son los principales, llegando a identificarlos más incluso como madera de roble y pimienta negra, aunque mucho menos cremoso en este punto, que se nota por una mayor sequedad en la garganta. Las notas de galletas danesas se mantienen en segundo plano y el resto del cigarro mantiene los mismos sabores del tercio anterior, incluso después de superar su ecuador. La intensidad sigue siendo media sin desvariar entre ningún sabor ni mostrar una tendencia a hacerse más suave o más fuerte.

Comenzando el último tercio aparece una nota como de cáscara de naranja que me recuerda repentinamente al famoso Laranja de esta misma marca, aunque es solo un recuerdo por ser uno de los primeros cigarros que fumé, pero no con ello quiero decir que sean cigarros similares, porque no lo son. Por unos escasos segundos esa nota de naranja se combina con la nota de crema que venía del tercio anterior y me recuerda al famoso helado Crema Real, pero en el último tercio la crema desaparece y los sabores siguen su cauce. También aparece una nota de nueces hacia el final del cigarro, mientras que la pimienta se reduce bastante, haciendo que el final del cigarro efectivamente se coloque en una intensidad media-baja. Todo esto tomó una hora y 35 minutos, que fueron bastante placenteros, aunque no muy impresionantes.

En el amplio mercado de tabacos “premium” (es decir que no son bundles y que son de tripa larga), los de capa Connecticut son quizá los más vendidos, por mucho que creamos que no es así. Ciertamente el mercado más grande que existe es el americano y te sorprendería la cantidad de cigarros con esta capa que se venden allá. Dentro de ese mercado, al igual que el de todas las capas, hay cigarros más y menos fuertes. Pero la industria y el mercado han normalizado el hecho que los cigarros más suaves siempre van a ser los de capas claras, con pocas excepciones. El Espinosa Crema es una de esas excepciones en donde el cigarro es más fuerte de lo que parece, aunque realmente no es mucho más fuerte y se mantiene dentro de una sencillez típica. Bastante recomendado para quienes se están atreviendo a intensidades mayores, pero también para los paladares experimentados, que seguimos apreciando cigarros muy cremosos.

4 Comments

      1. Así será amigo,una consulta,has probado los gurkha barberpole trinity,son 3 puros,1 capa Nicaragua habano,1 capa nicragua maduro y el 3ro es una combinación de ambas capas

        Me gusta

      2. Sí, probé los tres… vienen en una caja de madera muy vistosa y creo que los compré por eso. Ninguno me pareció gran cosa.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s