Padron es una de esas marcas imprescindibles. De esas que siempre debes tener al menos uno en tu humidor y de esas que no puedes considerarte un fumador decente si no los has probado. Pero precisamente por lo imprescindible que es la marca, en los últimos años creo que se han vuelto un poco más caros… o quizá es una apreciación errónea. Pero el hecho es que Padron tiene una línea más barata, conocida como Series 2000 y estoy asumiendo que el Series 3000 es simplemente lo mismo pero con mayor tamaño. El hecho es que el Series 3000 Natural técnicamente es un Padron «barato» cuyo precio se encuentra alrededor de los $7,50 y dados los precios de muchos cigarros de la marca, ciertamente es menor. En particular, el Serie 3000 es un cigarro que existe desde 2003 y siempre ha sido parte de lo que podríamos llamar la línea tradicional de la marca, por lo que hay menos excusas para no haberlo probado antes. Está disponible en capa madura (que reseñé en marzo de 2017) y este que es capa natural, que en verdad es habano y ambos son puros nicaragüenses.

Se trata de un cigarro de formato respetable de 5,5×52 con alguna que otra imperfección en comparación con los Padron de precio mayor, venas marcadas de todos los tamaños sobre esta capa y para nada es lisa. Quizá mi mayor tema con este cigarro es que es muy difícil determina cuál cigarro es, pues la capa Habano es bastante oscura y resulta muy fácil confundirlo con el Maduro del mismo nombre, solo notable porque es ligeramente más clara pero nada en las anillas los identifica como uno o lo otro. Pero esta capa tiene aromas a chocolate, a madera y no mucho más, aunque estos dos aromas son bastante destacados. Estos aromas se repiten en la tripa, pero la calada en frío destaca chocolate y nada más.

El Series 3000 Natural comienza como espero que comience un Padron, con esas notas intensas de pimienta tanto en el paladar como en el retrogusto. Pero afortunadamente no son las únicas y rápidamente le acompañan notas de chocolate y tierra mojada, pero no mantiene estos sabores durante todo el tercio, pues toma un matiz más cremoso a partir de la mitad del tercio y el sabor de tierra se vuelve bastante secundario, participando apenas los sabores de chocolate, crema y pimienta. Pero para esta clase y categoría de cigarro, realmente no me quejo en lo absoluto. El tiro es fenomenal, ligeramente más suelto de lo que me gusta, pero con humo abundante y un anillo de combustión bastante recto, que me permite una ceniza rígida y que no parece querer caerse.

En el segundo tercio no hay grandes cambios, pero sí hay algunos pequeños, como la inclusión de un delicioso sabor a café que se junta con esa sensación cremosa del cigarro y hace que el Series 3000 Natural tenga un abundante sabor a chocolate y uno más suave a café cremoso que realmente hacen que este cigarro sea una gran experiencia. Sigue siendo una fumada picante, pero ya no es tan agresiva en el retrogusto y, dado que estoy pasando un rato agradable mientras fumo con un par de amigos en una terraza, me tomo mi tiempo disfrutando de este. El tiro sigue siendo ligeramente más suelto de lo que estoy acostumbrado, pero en realidad prefiero un cigarro de tiro suelto antes que uno de tiro apretado, pues me puedo controlar la intensidad de la calada en cada turno e irlo dosificando, mientras que con un tiro apretado no hay mucho que hacer. En cuanto a la ceniza y el anillo de combustión, yo mismo la dejé caer en el cenicero y, aunque no está quemando del todo recto, tampoco me preocupa como va quemando.

En el último tercio los sabores de pimienta desisten un poco su abundancia, haciendo del Series 3000 Natural un cigarro que incluye sabores a pimienta y no uno que es dominado por la pimienta. Incluso, los sabores a chocolate también se sienten un poco más sutiles y los de café algo más intensos, haciendo que estos tres estén casi al mismo nivel y que esa combinación funcione muy bien. Los sabores de tierra mojada ya desaparecieron por completo y la intensidad se mantiene en media, en donde ha estado desde el principio, pero hacia el final de la fumada sí aumentó un poquito. En total, me tomó una hora y 40 minutos terminar con este Padron Series 3000 Natural.

Los Padron nunca son cigarros baratos, pero estas series de números (2000, 3000, 4000, etc.) siempre se han caracterizado por ser cigarros consistentes, con buenos sabores, pero obviamente sin la potencia, transiciones y calidad de los más caros. Incluso, siendo cigarros «baratos» de Padron, su precio puede llegar hasta a $10 por unidad, dependiendo del tamaño. El Series 3000 Natural cuesta alrededor de $7,50 cuando lo compras en una tienda física pero lo puedes conseguir hasta en $5,50 si buscas bien. En mi caso vino como parte del pack mensual de Cigar Hustler, así que imposible determinar su costo, pero se trata de una fumada muy buena, un tanto predecible y poco compleja, pero realmente es una buena fumada para su precio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s