La línea Master Blends de Oliva debutó en el mercado en 2003 con el MB original, al que le siguió el Master Blends 2 en 2003. En 2006 apareció el Master Blends 3 y no ha habido un nuevo Master Blends desde entonces. Esta línea estaba pensada como la de mayor prestigio de la marca, pero en 2007 crearon la Serie V que tomó esa posición y los Master Blends quedaron como una línea más, sin mucha innovación pero producción bastante regular. No fue sino hasta 2021 que se vio algo nuevo para los Master Blend, en forma de una versión de capa Habano ecuatoriana madura en vez del Connecticut Broadleaf de siempre, pero únicamente disponible en una tienda online: Atlantic Cigars. Es una tienda que visito poco, aunque hace unos años la usaba mucho, por lo que me llamó bastante la atención cuando los vi y junto con un amigo decidí probarlos.

No es la primera vez que Oliva crea una línea exclusiva para una sola tienda online, pues desde hace unos años existe el Monticello que es exclusivo de Holt’s y que reseñé hace unos años. Sin embargo, la publicidad que le hicieron al lanzamiento de este maduro fue absolutamente nula, al punto que por un momento pensé que se trataba de un timo de la página, pues nada de la anilla y muy poco de la apariencia destaca de qué se trata. Al igual que en su versión Broadleaf, este Master Blends se ve infinitamente rústico, aunque mucho más oleoso. Sigue siendo un box press bastante escueto, casi ovalado, pero los aromas de la capa son extremadamente llamativos, incluyendo pasas, chocolate, pimienta, notas florales, regaliz negra y madera, mientras que la calada en frío presenta chocolate, pimienta intensa, establo y madera.

Desde la primera calada el Master Blends 3 Maduro es un cigarro infinitamente más fuerte que el tradicional, con un golpe de pimienta que invade cada momento e intensas notas de chocolate, crema, melaza e incluso manzanas horneadas y salsa de carne (A-1, o algo de eso). La experiencia es una delicia en cada calada, al punto que estoy dispuesto a ignorar la quemada torcida y el hecho que está quemando algo rápido para mi gusto, pero con un retrogusto de pimienta intensa y esa misma salsa de carne adicional a los sabores que salen de él, es difícil no disfrutarlo. Siendo un cigarro de Oliva, hay una gran experiencia detrás y la transición hacia el segundo tercio no se siente tan fuerte, sino que te das cuenta que estás ahí casi a la mitad.

En el segundo tercio la quemada se empareja, aunque no sin la ayuda de un retoque y comienza a quemar más lento, por lo que pareciera que los dos detalles que tenía sobre él se resuelven aquí. Los sabores siguen más o menos iguales, con una fuerte participación de la pimienta, pero también notable presencia de chocolate, pasas, crema, galletas danesas, madera y notas de vainilla también, siendo los dos primeros de esta lista los que participan en el retrogusto. La fortaleza del cigarro alcanza un punto de alta+, ciertamente por encima de su versión no madura y obligándome a fumar más lento. El único punto negativo ahora es que se siente un poco más esponjoso el cigarro y eso afecta las caladas largas.

La ceniza se sostiene bastante en este último tercio, incluso bastante más allá del momento en que tomé la foto, mientras que en los sabores la pimienta es lo que más destaca, incluso sobre el chocolate y al punto que los labios me pican junto con la lengua, el paladar y la nariz también cuando hago retrogusto. La nicotina también aparece y eso me hace fumarlo con mayor cuidado, aunque está tan sabroso que no me contengo mucho tiempo. Es la consistencia del cigarro y el hecho que comienza a quemar torcido lo que evitar que sea una mejor experiencia, pero por este precio y esta exclusividad, creo que el Master Blends 3 Maduro es un cigarro que voy a adquirir regularmente.

Hay un refrán americano que dice que no le puedes enseñar nuevos trucos a un perro viejo y si nació en 2006, tanto el perro como la liga están bastante viejos. Con muchos amigos fumadores un lugar común con el Master Blends 3 es que lo han fumado tanto que ya hasta les aburre comprarlo de nuevo y sinceramente es un clásico que necesita (en mi opinión) un refuerzo. Lanzar una nueva versión del MB3 en un espectro tan pequeño no lo considero una innovación del producto, sino más como una prueba y creo que les salió muy bien y conmigo ganaron un nuevo adepto. Sobre todo porque mayor fortaleza era lo que creo que más falta le hacía al MB3 tradicional.

2 Comments

  1. Buenas tardes Diego.
    Excelente reseña de un puro nicaragüense que no debe de faltar en el humidor de cualquier fanático de Oliva.
    Me llama la atención que indicas que su costo es de 4 USD, sería muy bueno que nos indicaras dónde podemos conseguirlo a ese costo, porque incluso el MB3 tradicional se cotiza al rededor de los 6 USD en los portales americanos más accesibles.
    Gracias por leerme y feliz Semana Santa.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s