Crowned Heads – Four Kicks Mule Kick LE 2022

Creo que he mencionado esto antes, pero dado que a la hora de visitar un blog rara vez vas a ver a lo que hace referencia una publicación, lo repito aquí. Pero casi todos los productos de Crowned Heads tienen una historia detrás del nombre. En el caso de Four Kicks, se trata de una canción de Kings of Leon, que Jon Huber dice que le alienta para seguir adelante. En el caso del Mule Kick, es un ejercicio que le explicó Ernesto Perez Carrillo. Como ambos llevan la palabra kick, los unieron para ilustrar una edición limitada de este cigarro. Efectivamente, la EL del Four Kicks existe desde 2012, pero no volvió a aparecer sino hasta 2017 y desde entonces ha salido todos los años, exceptuando 2021. Esta edición limitada ha variado sus capas, incluyendo Habano, Sumatra, Broadleaf y, en este 2022, San Andrés mexicano. Además, es la edición limitada que mayor cantidad de unidades incluye, que son 40 mil. En ediciones anteriores rondaba los 20, 25 y 30 mil. Todos los años que ha salido ha sido con las mismas dimensiones: 5,875 x 52.

Es mi segunda vez con una de esta ediciones limitadas, la primera en 2018 aunque desde entonces también he probado el Capa Especial, que fue una edición limitada de 2021, pero no con el nombre Mule Kick. También esta edición ha sido la más cara, con un precio de $11,95 por unidad. Pero dicha unidad se ve muy atractiva, con una capa bastante oscura, brillante y áspera, pero una sensación rígida y bien empacado. Los aromas son afrutados, como de mermelada y madera, mientras que la calada en frío presenta mermelada y tierra mojada, al igual que notas dulces envolventes. El tiro se siente ligeramente apretado, pero como estoy fumando en una terraza y hay una ligera brisa, es algo que no me importa del todo.

Comenzamos bien, típicamente, con sabores intensos de tierra mojada y pimienta, café mocha y el inevitable chocolate intenso que caracteriza el terroir mexicano. Pero ciertamente esas notas intensas y abundantes parecen diluirse un poco llegando a finales del primer tercio, no porque sean suaves per se, sino más porque es a lo que estoy acostumbrado con este producto, incluso si no es algo que he fumado con extrema regularidad. Hacia el final del tercio los sabores que se destacan son de tierra y pimienta, pero esos sabores más agradables de chocolate y café parecen haberse diluido y eso no me agrada del todo. En construcción se ve muy bien, con un anillo de combustión muy decente, ceniza casi sólida (aunque unos segundos después de hacer la foto me cayó encima) y humo abundante por el pie, pero por la cabeza no sale tanto gracias a que el tiro es más apretado de lo que debería.

Durante el segundo tercio se mantiene esa tendencia que caracterizó el final del primero, con solamente los sabores de tierra y pimienta en el cigarro, siendo este último el que domina la fumada en paladar y retrogusto, y no es sino hasta la mitad del cigarro que comienza a evolucionar un poco más, con sabores de leña y nuevamente chocolate, pero este se siente muy sutil. Afortunadamente quema mejor y me lleva a pensar que esa ausencia de sabores no se tratan de un problema de quemado, aunque el tiro sigue igual, sino que es la esencia del cigarro. Como que este capote y tripa, que son los mismos del Four Kicks tradicional, no van a dar mucho más de intensidad a los sabores que se aprecian en la capa. Pero de resto se comporta muy bien y el anillo de combustión está correcto.

Pero en medio de esta experiencia y esperando apreciar mejores sabores más adelante, se me olvida tomarle fotos del último tercio. Lo cual tampoco parece haber sido un problema, pues la última sección se parece mucho a la segunda, que se parecía un poco a la primera. El Four Kicks Mule Kick LE 2022 terminó siendo un cigarro más, quizá una edición limitada innecesaria, que solo lanzaron porque es tradición pero no una combinación de sabores que se hizo agradable o que mejoró lo que ya era un gran cigarro. Hay días en que uno no está para fumar o que las experiencias, subjetivas siempre, simplemente no están a la altura. Aunque el ambiente estaba agradable, la conversación también y el cigarro no estaba malo, la alineación de todo no terminó de encajar y la experiencia no fue la mejor. Para otro momento y otro cigarro será, pues este siendo tan limitado no creo que repita.

Publicado por diego440

Publicista, redactor y hasta director de arte. Siempre escritor, por eso ahora generando contenidos en digital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: