Rocky Patel – Hamlet Tabaquero

Lanzado al mercado en septiembre de 2015, este tabaco es fabricado por Rocky Patel, aunque no dice el nombre por ningún lado; al parecer es para darle el prestigio a Hamlet Paredes, quien fuera torcedor cubano contratado directamente por la empresa y quien creó este tabaco en las oficinas de RP en USA, aunque el tabaco es fabricado en Nicaragua. Es vendido como la fusión más directa entre la ingeniosidad cubana y la fabricación nicaragüense. De hecho, en Cigars International son bastante explícitos al momento de decir que Rocky Patel ayudó a Hamlet Paredes a escapar de Cuba.

prxy2km

No es mi formato favorito, pero es el que conseguí cuando llegué a la tienda. Me lo recomendaron en la tienda Nat Sherman de NYC y tiene en el humidor desde abril de este año (8 meses). Es un cigarro realmente bonito, aunque no es ideal para tomarle fotos de noche, pues es súper oscuro, muy apretado y con muy pocas venas. Antes de encenderlo temía que el tiro fuera muy apretado, pero no pareció ser un problema. Sin embargo, en temas de aromas está lleno de ellos: a lo largo tiene aromas de cacao, especias, frutos rojos (o si los prefieren llamar “frutos del bosque”, o “berries” para sonar más fino) y madera. En el pie tiene aromas de chocolate, dulce y madera, mientras que la calada en frío tiene un intenso sabor a tierra mojada, chocolate, madera y frutos rojos, predominando la cereza. El tabaco representa la definición de tabaco nicaragüense, con los sabores y aromas más tradicionales de esa región tabacalera, pero muy, muy rico. Tanto que casi no me aguanto para encenderlo.

nnejumc

La imagen muestra un tabaco brillante, pero en realidad era bastante mate. El tiro desde el principio es un poco apretado, pero no tanto como pensaba originalmente. Los sabores son tantos que tuve que anotarlos y ahora que los leo vuelvo a probarlos. Pocas veces he fumado un cigarro que desde el principio desprenda tantos sabores y me quede tanto tiempo degustándolo. Desde el principio se le siente un toque intenso de pimienta (es nicaragüense, claro), pero no tanto del tipo que te pica en la lengua, sino un sabor de pimienta. Seguidamente hay un sabor dulce que relaciono con chocolate, las cerezas están ahí aunque bien podrían ser moras. Pero lo que llama más la atención son los sabores secundarios, porque son múltiples: canela, regaliz, naranja, notas florales, vainilla y cedro. La intensidad es de media a fuerte e inmediatamente quiero buscar la versión robusto grande o salomón de este tabaco. Hacia el final del primer tercio la pimienta desaparecer y este Tabaquero parece más un tabaco boutique que un Rocky Patel, siendo más suave en sus intensidades que el resto de los RP que he probado, pero mucho más variado en los matices.

htchjee

Comenzando el segundo tercio y aparecen nuevos sabores, aunque su aparición en este caso sacrifica sabores secundarios del primer tercio; no podía ser más. Sorprende porque en el segundo tercio el cigarro se hace más complejo, aparecen nuevos sabores: malteado, toffee, ahumado y más madera. La intensidad se mantiene en media, pero ya estoy esperando que venga el golpe de alta intensidad. RP debería crear más variaciones de este Hamlet Paredes, pues realmente es clase aparte del resto de los productos de ellos que he fumado, y teniendo en cuenta que son muy buenos los otros que he fumado: el Royale y el Vintage 2003 Cameroon y el The Edge Habano.

oc3oazg

Mitad de tabaco, consulto mis notas y estos son los sabores: chocolate, cremosidad, dulzura, canela, regaliz, naranja, ahumado, cereza, madera, malta, pimienta, toffee, notas florales, vainilla y tierra. No necesariamente en orden de intensidades, pero sí en orden de sensaciones. Nada de cuero, lo cual también llama la atención. La calidad de este tabaco es excepcional, la variedad de sabores es impresionante y la riqueza y profundidad de ellos es brutal. Cabe destacar que los 8 meses de humidor que tiene han sido a una humedad casi constante de 71% y a veces me preocupa que quizá sea un poco alto, pero si el resultado es este, seguiré guardándolos… el Tabaquero se ha convertido en uno de mis cigarros estrella. Hablemos de precio. Me costó $8,15, que es un precio un poco por encima de lo que esperaría pagar por un cigarro de estas dimensiones, pero no es demasiado caro. No son $15 ni son $12, así que está a un precio decente. En internet veo los Salomón (193×58) en $9 y los Toro (152×52) en $8,50, lo cual me parece más que bien. Hamlet Paredes es un experto e instantáneamente me llama la atención todo lo que tuerza o lo que se le ocurra.

us2vzkw

Último tercio: La línea de quemado se ha mantenido perfecta, y los sabores se simplifican un poco, haciendo que sean menos de ellos, pero bastante más ricos. La cremosidad, el chocolate y la malta se mantienen y se profundizan, mientras que el resto de la gama casi infinita de sabores parece haberse disipado un poco, o quizá es que estoy aturdido, pues la nicotina apareció con un poco de intensidad (no demasiada). un cigarro con muchos sabores y mucha complejidad, sin llegar a ser de alta intensidad, al menos no durante mucho tiempo. Tiempo total de fumada: 75 minutos, que podría haber sido menos, pero al final comencé a escribir la reseña y me distraje, haciendo que el cigarro se me apagara un par de veces.

Dossier-2.indd

 

3 comentarios sobre “Rocky Patel – Hamlet Tabaquero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s