Guaimaro – Robusto

Con una anilla que bien podría estar hecha en mi casa y picada con tijeras de niño, el Guaimaro es un cigarro completamente fuera de lo común. Para empezar, los colores en su anilla (que son pocos, pero eso es otra cosa) son más alusivos a la bandera de República Dominicana que a Nicaragua, pero es en este último donde son fabricados. Guaimaro es un producto creado por Esteban Disla, quien es uno de los dueños de Fábrica de Tabacos Nica Sueño. ¿Todavía no te suena? No importa, a mí tampoco. Pero Nica Sueño es la fábrica que hace los RomaCraft, que es una de las mejores marcas que existen (en mi opinión). El nombre Guaimaro (aunque se pronuncia Guáimaro) proviene de Cuba, siendo una ciudad en la provincia de Camagüey.

Guaimaro - Robusto 01

El Guaimaro es fabricado a partir de una capa San Andrés mexicana, capote brasileño de Arapiraca y tripas de República Dominicana y Nicaragua. La capa parece mucho más oscura de lo que es, lo cual me llevó a pensar que se trata de un maduro, pero quizá se deba al contraste contra la anilla, que se ve bastante destacada. Los aromas de la capa son abundantes en nueces tostadas, un poco de cuero y frutos secos. Los aromas en el pie son de chocolate rico y denso, y en la calada en frío se siente un aspecto cárnico con pimienta. El Guaimaro realmente llama la atención desde el principio.

Guaimaro - Robusto 02

Incluso antes de encenderlo, siento un picor en los labios al momento que me coloco el tabaco, casi como si la hoja fuese pintada y sintiera eso directamente, pero no lo está… es la calidad del producto simplemente. Pero cuando finalmente le doy fuego, el Guaimaro comienza con una dulzura muy leve con un poco de cáscara de limón, y al cabo de las primeras 5-6 caladas se siente un sabor de nueces que arropa los anteriores. En el retrogusto el sabor de tierra mojada es bastante obvio, junto con un poco de canela. Es un cigarro de sabores ricos y variados, lo cual no es del todo común, siendo uno o lo otro la tendencia. La intensidad del cigarro desde el principio es media.

Guaimaro - Robusto 03

La ceniza es compacta y bastante rígida, al punto que tengo el cigarro en horizontal durante gran parte del tiempo y se sostiene sin problemas, incluso con mi pulso de hombre de 92 años. El segundo tercio comienza y aparecen sabores nuevos, algo bastante raro en un cigarro nicaragüense, pero la verdad es que si es creado por esta mente, al menos una sorpresa debería haber. Esa sorpresa aparece en este tercio y no es que me eché la ceniza encima (al menos todavía no), sino un sabor bastante curioso, relativo a la mostaza con un fondo de caramelo muy denso, que junto con la pimiienta que abunda en este tercio, los sabores se sienten como explosiones en el paladar. La línea de quemado es prácticamente dibujada con regla, mientras que el tiro y el humo son perfectos.

Guaimaro - Robusto C

Más de la mitad del cigarro y la ceniza se mantiene…. esto no es normal, no conmigo y no con el hecho que estoy manteniendo el cigarro muy normal, incluso caminando con el cigarro en horizontal. Poco después de esta foto se cayó sin mucho desastre, pero igual fue impresionante. A partir de la mitad la intensidad del cigarro se coloca más hacia medio fuerte, con el sabor de nueces siendo uno de los protagonistas en este punto. El sabor dulce es el que ha desaparecido por completo. El chocolate sigue presente e incluso se sienten matices de madera, mientras que la mostaza ciertamente fue un sabor muy puntual. En esta imagen se ve un poco más el detalle de lo que parece ser la bandera dominicana en la anilla.

Guaimaro - Robusto 05

El Guaimaro tiene 5 meses en mi humidor (y acabo de revisar, tengo otro que tiene un mes de guarda) y eso no debería cambiarle mucho los sabores, solamente aclimatarlo y asentarlo para tener el sabor que el ligador espera, y si es este, tenemos un gran ganador aquí. No solo eso, aunque es un cigarro de producción baja, es regular, por lo que eventualmente debería (teóricamente) ser más fácil de conseguir. Dicho esto, el Guaimaro no solo es un cigarro de producción modesta; es un gran producto de calidad, siendo de la misma gente que fabrica los RomaCraft eso no debería sorprender. Hacia el último tercio los sabores de canela y caramelo son lo más obvio y el tiempo total de fumada casi alcanzó las dos horas… en un robusto. Sin duda es un cigarro para buscar. En términos de anilla, si bien aprecio el gran arte que algunas anillas llevan, también puedo apreciar los diseños minimalistas de otras, aunque este es prácticamente de impresión casera… pero con todo eso, se ve muy bien.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s