Room 101 - Uncle Lee 01

Un cigarro creado por Matt Booth en honor a su tío, quien lo inició en el mundo de fumar y probar tabacos. Esta es mi tercera reseña de un Room 101 y, aunque el Farce habano que probé me gustó bastante (no lo he reseñado), mis experiencias previas con la marca me han dejado mucho que desear. Uno fue el Daruma y el otro el The Big Payback, a los que les di 68 y 75 puntos, respectivamente. Por ello esta era la última oportunidad que le daba a la marca, amén de hacer la reseña del Farce posteriormente, por lo que puedo decir que la marca para mí se ha ganado la validez de seguirlos fumando, pues este Uncle Lee de verdad se las trae.

Room 101 - Uncle Lee 02

El Uncle Lee lleva un poco más de un año en mi humidor, envuelto en dos papeles como vino originalmente y no he querido tocarlo demasiado ni sacarlo del envoltorio para que luego no digan que fue por eso que no estaba bien, pues me ha pasado con los otros que he fumado que me han sacado que no los dejé suficiente tiempo en el humidor antes de probarlos. Pero una vez le retiré todos los papeles me encontré con un cigarro bastante llamativo, con una capa brillante y muy bien construido. La capa tiene aromas de nuez moscada y otras especias, madera, cuero y establo, mientras que la calada en frío, luego de picarlo con la guillotina en V (fueron un par de cortes) presenta frutas dulces, cuero, regaliz y madera, con un toque suave de pimienta.

Room 101 - Uncle Lee 03

El Uncle Lee enciende rápidamente gracias a que tiene una punta minúscula, pero de inmediato me presenta un tiro muy bueno y una densidad de humo espectacular, junto con una dominancia en sabores de madera, cuero, clavo y notas perfumadas. La pimienta se siente bastante agresiva pero solo en el retrogusto, aunque más adelantado en el primer tercio se suaviza un poco y me permite apreciar más aromas a través de él. En términos de intensidad se coloca cómodamente en media y me dispongo a disfrutar del cigarro tranquilamente.

Room 101 - Uncle Lee 04

La ceniza no se aguanta mucho y en todos los casos que caía, siempre lo hacía con muy poca acumulación, por lo que sin querer me la eché encima un par de veces, pero la línea de quemado se mantiene perfecta y el cigarro quema a una velocidad normal. La intensidad parece hacerse más fuerte en lo que supero el primer tercio, con sabores que además incluyen frutos rojos también.

Room 101 - Uncle Lee 05

En el segundo tercio el cigarro se vuelve muy cremoso y con notas de madera que se funden con sabores dulces entre los principales, mientras que los sabores secundarios incluyen café, nueces y cuero. La pimienta del retrogusto está mucho más suavizada pero sigue siendo parte importante de los sabores. Tanto la intensidad, quemada y tiro del cigarro se mantienen muy bien y la producción de humo es impresionante. Lo mejor de todo es que el cigarro no muestra señales de que va a suavizarse ni desvanecerse.

Room 101 - Uncle Lee 06

Para describir el último tercio tan solo tengo que mirar el segundo, pues son muy parecidos, marcando solo la desaparición de los sabores de frutos rojos y el aumento de la sensación cremosa y de madera. Hay sabores como el chocolate, café, cuero e incluso tierra que tienen momentos en que se realzan, pero por lo general se mantienen de fondo. La intensidad se hace un poco más fuerte, colocándose apenas en media-fuerte, si exageramos un poco.

Room 101 - Uncle Lee 07

Al final el cigarro no flaquea ni da problemas, siendo una excelente fumada desde el principio hasta el final. Todo funciona muy bien en el Uncle Lee, comenzando con la vitola distinta, pero muy típico de la marca de hacer cosas diferentes, los sabores en el final que se quedan largo rato en el paladar y la cremosidad del cigarro son majestuosos, e incluso la agresividad de la pimienta en el retrogusto te hacen quedarte con el cigarro y buscarle más sabores y más matices. El Uncle Lee funciona perfectamente como un tributo a su tío, pero también como un llamado a no olvidarse de la marca y seguir buscando mejores experiencias, que es exactamente mi caso con ella. EL único tema negativo que podría darle, más allá de la debilidad de la ceniza, es que el Uncle Lee es una producción limitada a 50 mil cigarros, por lo que ya no debe ser fácil de conseguir, o al menos no recuerdo ver ofertas de él recientemente.

 

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s