Para una marca que sea tan consistente en crear productos de gran calidad que van desde las líneas propias de Don Pepin García y My Father, hasta Tatuaje y la fabricación de Ortega, L’Atelier y Crowned Heads, los productos de Garcia & Garcia se caracterizan siempre por ser intensos, con una gran cantidad de pimienta y una tendencia hacia esos extremos, por lo que no deja de llamarme la atención un producto Connecticut de ellos. Aunque estoy seguro que no es el primero, al igual que muchos de sus productos casi la totalidad de las hojas provienen de su finca y una de ellas pasa por un proceso especial de fermentación adicional, dicen. Pero también llama la atención que la misma gente de Garcia apunta a que este es un cigarro bastante suave, incluso cuando tantas marcas han buscado crear productos de capa Connecticut que aún retengan un sabor fuerte.

My Father - Connecticut 01

Este cigarro llegó como parte del paquete mensual de Cigar Hustler para julio de 2018, lo cual me parece extraordinario porque por cuenta propia rara vez compraría un Connecticut, así que no tenía grandes expectativas por él al encenderlo. Aunque el uso de una capa Connecticut ecuatoriana sea relativamente común hoy en día, también es común que sean imperfectas, cosa que no se veía tanto hace unos años. Esta tiene varias imperfecciones, protuberancias, venas y cambios de color, aunque nada de eso creo que sea un problema. Aunque no se siente ni se ve oleosa, pero tiene un buen aroma a tierra mojada. En el pie se aprecia caramelo, nuez moscada, durazno y canela. Cuando lo corto, el tiro se siente ligeramente suelto, con toques de tierra mojada, nueces y caramelo.

My Father - Connecticut 02

El cigarro comienza abundante de humo, lo cual me encanta porque me costó encenderlo bien. El hecho es que me compré un encendedor muy bonito, pero me cuesta que tenga una llama de buen tamaño… sin duda debo purgarlo, pero mientras tanto lo que hago es encender los cigarros con mucha paciencia. Como buen Connecticut los sabores iniciales se sienten herbáceos, pero con el aditivo de tierra mojada también. También incluye anís y madera, y no podía faltar el típico golpe de pimienta Garcia. Al fondo hay sabores de chocolate y cuero.

My Father - Connecticut 03

La línea de quemado es relativamente sostenida en una tendencia recta, pero de repente una que otra calada me muestra nuevas imperfecciones que se corrigen cuando dejo de calar, como si el cigarro se acomodara solo. Muestra también sabores de mantequilla de maní en el primer tercio y algo de turrón. Pero en términos de intensidad, no es nada suave… vamos, que es un Connecticut, así que tampoco es una bomba, pero para lo que podría ser, es bastante más fuerte.

My Father - Connecticut 04

En el primer tercio también sucede que hay combinaciones de sabores tanto en el paladar como en el retrogusto que de verdad invitan a probar más del cigarro, como galletas y madera, apreciables en ambos puntos pero con distintas intensidades y matices. La pimienta y la madera parecen suavizarse un poco en el segundo tercio, quizá definiendo al cigarro en su complejidad. Leyendo un poco esto que escribo, me sorprende que definiendo un cigarro de capa Connecticut intercambie palabras como maticescomplejidad e intensidad pero es exactamente lo que el cigarro evoca.

My Father - Connecticut 05

El Connecticut de My Father realmente sorprende y me atrevería a decir que está en el Top de Connecticut que he fumado, cuyo único punto negativo por los momentos es que la nicotina hace acto de aparición en el segundo tercio, cuando aún queda bastante cigarro por delante. Pero afortunadamente los sabores no se detienen y sigue mostrando complejidad, destacando en este momento mantequilla de maní, pimienta, chocolate, nueces y madera.

My Father - Connecticut 06

Aunque la playa es un lugar donde me gusta mucho fumar, pocas veces he considerado hacer una reseña en la playa porque considero que mucho viento afecta la calidad de los sabores, pero afortunadamente el viento no era exagerado y permitía una buena fumada. El sol es otra cosa y las personas que son demasiado blancas como yo, debemos resguardarnos y eso afecta la calidad de las imágenes, aunque me comprometo a hacer pronto mejores fotos al sol. En cuanto al cigarro, ciertamente me sorprendió su calidad para ser un Connecticut… e incluso si no lo fuera, como My Father está muy bueno. En el último tercio sigue mostrando sabores, que incluyen madera, tierra, café y un final de cuero con un retrogusto que mantiene la pimienta, lo cual es más que obvio dado que es un producto de Garcia. La intensidad se mantiene en media e incluso da uno que otro salto a media fuerte, pero no dura mucho, por lo que es un gran ejemplo de lo bueno que puede llegar a ser un Connecticut, y por eso es uno de los Connecticut que consideraría comprar en 5-pack o más.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s