En Small Batch Cigars, aunque no es la página más barata ni más recomendada para comprar grandes cantidades de cigarros, la verdad es que tienen buenas ofertas, sobre todo si ya les has comprado antes, pues te mandan descuentos en ciertos artículos. En este caso fue en un sampler llamado Large and In Charge, que consiste en 4 o 5 cigarros de vitolas grandes, y este es de 6×56 con sabor que tiende a fuerte. Aunque las dimensiones del cigarro no sean mis preferidas, la verdad es que tenía buen precio y con esa promesa de sabor fuerte, pues ya me tenían interesado. En los próximos días creo que muchos de los cigarros que fumaré serán de ese sampler.

My Father - La Gran Oferta 01

Aunque he sido consumidor de My Father Cigars desde hace unos años, siempre me llamaron la atención sus anillas, sobre todo las de Flor de las Antillas y La Antigüedad, por lo que también me pica un poco que sus últimos productos parecen tan poco inspirados en términos de anilla, incluyendo Le Bijou, Connecticut, La Opulencia y este, que simplemente parecen haber cambiado la anilla inferior por una creada a partir del mismo archivo. La capa tiene aromas de tierra mojada y madera, mientras que en el inmenso pie se aprecian tierra mojada con notas de chocolate y café. Finalmente, la calada en frío muestra frutos rojos, paja, café y tierra mojada.

My Father - La Gran Oferta 02

Para sus dimensiones, el La Gran Oferta tiene un tiro bastante bueno y enciende fácilmente, aunque no es un cigarro de soltar mucho humo, o al menos no al principio. Pero los sabores, incluso teniendo este gran cepo, son bastante obvios y sabrosos, e incluyen tierra mojada y madera, seguidos de toques dulces y con una dosis bastante pequeña de pimienta… pequeña para ser nicaragüense y para ser un cigarro de la familia García.

My Father - La Gran Oferta 03

Durante el resto del primero tercio los sabores de madera se colocan de primeros en el orden de intensidad, pero ese protagonismo no dura mucho, pues la pimienta le alcanza rápidamente y comienza con su dominación esperada, mientras que la sensación dulce se desarrolla un poco más y me da sabores de chocolate que me recuerdan a un brownie, con madera… algo más de esos sabores híbridos de los que suelo hablar cuando me encuentro con un novato en este mundo del tabaco y le digo que no le dé miedo decir sabores raros o mezclas de ellos.

My Father - La Gran Oferta 04

Para el segundo tercio el sabor de chocolate se convierte en uno más oscuro, como menos chocolate con leche y más chocolate oscuro y con alto contenido de cacao, el cual combina muy, muy bien con la pimienta. La intensidad del cigarro se sitúa en media desde el principio y no da indicios de que vaya a cambiar, por lo que me siento tranquilo y disfruto del cigarro, contando que me ha tomado casi 45 minutos alcanzar la mitad.

My Father - La Gran Oferta 05

Efectivamente, ya 50 minutos y en la mitad del cigarro, comienzo a sentir sabores de especias de cocina tipo canela y nuez moscada, que son sabores de fondo, superados por tierra mojada y café, que a su vez están bajo un manto denso de pimienta y chocolate. El cigarro tiene casi un año en mi humidor, aunque este no es un tiempo reglamentario para un cigarro nicaragüense, y mucho menos un My Father, que en menos de seis meses ya está listo y perfecto para fumar, pero ha sido un tema de coincidencias. Pero en tres semanas hubiese cumplido el año.

My Father - La Gran Oferta 06

Ya en el último tercio los sabores de tierra mojada y café son los que se colocan de primeros, no porque estén más fuertes que el chocolate, sino porque este baja su intensidad también, mientras que la pimienta se mantiene al mismo nivel que antes, tanto en el paladar como en el retrogusto. Pero desde la imagen hasta el final la verdad es que no hay mayor evolución, y al cabo de unos 95 minutos desde que lo encendí, lo dejo descansar en paz.

En verdad pensaba que La Gran Oferta sería tan similar al resto de los My Father como su anilla lo es con respecto a varios, y en distintos aspectos no me equivoqué. La única diferencia con respecto a muchos otros es que esos aportan un factor sorpresa en términos de sabor que La Gran Oferta simplemente no tiene, pero te deja buscándolo. Antes de encenderlo me parecía que el nombre La Gran Oferta sería un genérico que simplemente sonara llamativo, pero me doy cuenta que la gran oferta de este cigarro es ser todo lo que me gusta de un My Father: sabores a pimienta, tierra, chocolate, desde el principio hasta el final y a un precio que fácilmente lo pone entre los My Father más económicos. Sin duda en robusto este cigarro debe ser espectacular, pues en Gran Toro se le pierden varios sabores en términos de intensidad, pues tiende a diluirse un poco, pero sin duda que también es El Gran Descubrimiento, pues uno de mis preferidos de la marca en términos de precio era La Dueña, pero creo que ese era una versión limitada pues ya no lo consigo tan fácilmente.

Dossier-2.indd

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s