Como si hicieran falta cigarros con formas raras, hoy pruebo este. Antes de entrar en el cigarro, probar este marca un momento nuevo en mis reseñas, que en verdad no significa nada para el consumidor final: quienes me leen. Pero aunque mensualmente recibo paquetes de cigarros variados, este cigarro es el primero de los paquetes de Small Batch Cigars, una página que siempre me llamó la atención y de la que finalmente compré, luego de separarme del paquete mensual de Cigar Hustler. En realidad este no es del paquete, sino parte de varios cigarros que eventualmente compré en la página. Aunque igual tengo cigarros que llegan por otros medios, incluso compras individuales, en adelante habrán más cigarros raros y/o difíciles de conseguir en mis reseñas, al igual que los más tradicionales. Bueno, basta que lo diga para que me toquen puros normalitos, pero aquí vamos.

Casdagli - Traditional Cottontail 01

La marca del cigarro actualmente es Casdagli, aunque cuando salió se llamaba Bespoke, por lo que la anilla menciona ese nombre. La marca está ubicada en Estonia y sus mayores mercados son Europa del Este, Rusia y los países escandinavos, pero desde 2015 están aventurándose con el mercado americano. Se trata de un cigarro bastante grueso (cepo 62 en su punto mayor) y es fabricado en la fábrica Kelner, propiedad de Hendrick Kelner, quien es más conocido por su trabajo con los Davidoff. La forma del cigarro ciertamente genera cierta intriga y según la marca no se ha hecho desde los años 50, pero también llama la atención que es cerrado en el pie. La capa es bastante oleosa y brillante, y tiene aromas de cereza, madera, canela, establo y chocolate. Lo pico con mi guillotina en V y por un momento pienso si debería picarlo en el pie, pero después de revisar en internet veo que sería una estupidez y que hay que confiar en que el tiro esté bien, pero por lo mismo la calada en frío y el pie no aportan nada.

Casdagli - Traditional Cottontail 02

Pero el cigarro enciende bien y rápidamente, aunque estoy seguro que me pasé un poco de calor en algunas partes, como que le faltó uniformidad. Hace un tiempo encendía los cigarros frente a un espejo para garantizar que les estaba dando la llama uniforme, y quizá debí haber hecho eso con este, pero al final encendió bien. El tiro es impecable y el humo se desborda por la perilla y lo que suelto es una nube impresionante cargada de una fuerte dosis de pimienta, una sensación muy cremosa desde el inicio, regaliz negro, café, chocolate, madera y varios matices que aún no puedo determinar.

Casdagli - Traditional Cottontail 03

Realmente se siente que estoy fumando algo suculento y la densidad del humo es impresionante. La intensidad es media y el cigarro se comporta como esperaría que un cigarro caro se comporte, sin pasar mucho tiempo armando sus sabores, sino saltando directamente al mejor punto, que espero dure toda la fumada. El cigarro tiene desde finales de diciembre en mi humidor, por lo que espero haberle dado el descanso adecuado. En el primer tercio sentí también dátiles, pasas e higos, mientras que el café se sintió como un espresso pero sin la nota amarga. También hay un dulce general del cigarro que identifico como caramelo y con un final largo y casi masticable que, por un lado me deja largo rato apreciando sabores pero, por otro lado, no quiero dejar el cigarro mucho tiempo por los sabroso que está.

Casdagli - Traditional Cottontail 04

Luego de 35 minutos de fumada llego al segundo tercio y la intensidad es media-fuerte, pero en cuanto a sabores esto es una exageración: pimienta, café, chocolate, frutos secos, madera, regaliz, caramelo y muchísimos matices y combinaciones entre ellos, por lo que debo destacar que tiene una alta complejidad. Con mucho cuidado dejo el cigarro a un lado justo después de tomarle la foto y afortunadamente la ceniza decide caerse en el cenicero, como debe ser. En el retrogusto se sienten puras notas florales, que son exactamente en lo que pienso cuando lo fumo.

Casdagli - Traditional Cottontail 05

Una hora después de encenderlo llego a la mitad del cigarro y la complejidad no para, sino que sigue aumentando y mostrando más y más variaciones de sabores. Sin embargo no hay muchas transiciones en este punto pero la complejidad sí que es bestial. También el cigarro como que pasa por un punto en que el humo pierde algo de densidad y cantidad, aunque esto me invita a darle caladas más pequeñas y disfrutarlo más lentamente.

Casdagli - Traditional Cottontail 06

Entrando al útimo tercio y comienzo a pensar un poco en la puntuación que le daría. Tengo un sistema de puntos, que como todos tiene su parte técnica pero también le da un gran peso a la parte subjetiva, lo cual sucede con muchas revistas, aunque lo nieguen. Pero el cigarro en el último tercio no pierde nada, sino más bien gana intensidad y a veces en cada calada siento que me quema un poco la boca, pero no por calor sino por la intensidad de la pimienta, aunque también hay un componente de nicotina que posteriormente me dejó tartamudeando un poco. Tengo muy poco negativo que decir del cigarro, aunque incluiría dos cosas: la primera que es difícil encenderlo bien y la segunda que el precio es elevado, al menos para mi presupuesto. Si fuese alguien que fuma Davidoff regularmente, quizá este estaría dentro de mis habituales, pero sin duda será un cigarro que me dedicaré a cazar regularmente.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s