Una marca a la que le he tenido el ojo puesto desde hace mucho tiempo. Mbombay es una de las marcas de mayor renombre de Costa Rica, de las que menos se sabe que son de Costa Rica. Existe desde 2014 y es distribuida por Bombay Tobak, y creada por Mel Shah. El objetivo de la marca es emular los mejores tabacos de Cuba, pero disponibles en todo el mundo, lo cual se traduce a Estados Unidos principalmente. Sus cigarros siempre han sido un reto para conseguir y cuando los he conseguido me han parecido bastante caros. Sin embargo, a principios de este año me recomendaron una página llamada Janus Tobak para compras; la revisé un poco y no me pareció tan diferente a otras, pero tenían en ese momento un descuento en su “kit de bienvenida”, y si era tu primera compra con ellos te ofrecían este kit en $30 en vez de $60. Pues lo adquirí y venía con 2 cigarros Mbombay diferentes, un encendedor Palió y una guillotina de dudosa marca y esa última no la guardé. Pero el encendedor me ha resultado una maravilla y hoy probé uno de los cigarros.

Mbombay - Classic 01

Otra cosa que me gusta de este cigarro es la anilla y el nivel de detalle que contiene. Se aprecian distintos animales en esta especie de tapete que tiene el cigarro y cada uno tiene su significado, en cuyo detalle no voy a entrar. Como su nombre es Classic, el cigarro está envuelto en una capa Connecticut ecuatoriana muy lisa y llamativa, especialmente porque esta data de 2001. Se siente muy untuosa y sin duda los más de 9 meses en el humidor le han caído de maravilla, pues se aprecian aromas de paja, tierra, maní, chocolate, café y vainilla, mientras que en la calada en frío, aunque el cigarro tiene el pie tapado, se siente madera, turrón, papel y un toque de pimienta.

Mbombay - Classic 02

El Mbombay Classic enciende rápidamente y, aunque el encendido fue uniforme, al cabo de las primeras caladas comienza a quemar de manera variable, por lo que me veo en la obligación de darle algunos retoques; pero no le quiero dar demasiados precisamente porque se trata de una capa Connecticut. Los sabores comienzan siendo una combinación de madera, pimienta y crema, donde la madera es el sabor principal y la pimienta no se siente solo como pimienta, aunque no tiene tanta fuerza ni se destaca tanto como para poder determinarlo en detalle. También se sienten notas de pimienta y madera en el retrogusto con un humo abundante y denso.

Mbombay - Classic 03

La línea de quemado sigue siendo variable y durante el primer tercio se desarrollaron algunos sabores a tabaco rico y fuerte acompañando el resto de los sabores antes descritos. Llama la atención que durante el primer tercio se siente como si los sabores de madera y pimienta se combinaran, más que ser dos sabores separados. También se aprecian notas más suaves de chocolate blanco, cítrico y cuero durante el primer tercio.

Mbombay - Classic 04

En el segundo tercio la nota de tabaco rico es más fuerte y se le siente una dimensión adicional, que si bien va hacia lo más sencillo y minimalista del tabaco, no deja de ser muy agradable y de acentuar esa sensación de un cigarro clásico, como su nombre lo indica. Aunque la pimienta y la madera siguen siendo sabores principales, los sabores secundarios en este tercio tienen una mayor definición e intensidad, e incluyen turrón, café y la definición del sabor cítrico como de limón.

Mbombay - Classic 05

Para ser un cigarro de capa Connecticut se ha portado de maravilla y su intensidad ha sido mayor a la esperada. Aproximadamente a la mitad la línea de quemado se arregla del todo y, aunque la intensidad del cigarro apenas llega a media, con esta capa y estos sabores, es más o menos lo que esperaba que lograra en esos términos. El sabor de turrón comienza a desaparecer superando la mitad del cigarro, al tiempo que este comienza a calentarse un poco también.

Mbombay - Classic 06

En el último tercio los sabores de madera y pimienta siguen siendo dominantes, pero con la desaparición del turrón aparecen sabores de café y una nota tenue del chocolate blanco que de verdad me gusta porque ese tipo de chocolate tiende a ser más agresivo cuando está presente en algún postre o galleta, mientras que aquí se siente de fondo y le aporta una sensación más cremosa al cigarro. Para ser mi primer Mbombay debo decir que estoy gratamente impresionado, y es que de verdad quería probar uno desde hacía tiempo y me costó bastante mantenerlo más de 9 meses en el humidor. El Classic, incluso siendo un Connecticut tiene una cantidad muy equilibrada de intensidad y complejidad, aunque no siempre se siente equilibrado, pero es quizá una nota “contrastante” del Mbombay, y una razón más para apreciarlo.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s