Hace un tiempo probé el primer La Barba que me encontré, llamado simplemente Purple, por el color morado con el que adorna su anilla. Siempre me había llamado la atención porque más allá de su nombre singular, el logo es una hojilla antigua de afeitado. No es que me guste afeitarme ni que sea famoso de las barbas, pues la mía es bastante canosa y hace años que no me la dejo porque me añade como 30 años encima, pero me pareció algo diferente y ese Purple realmente fue un gran cigarro… bueno, lo sigue siendo. Meses después probé el Red, que no me gustó tanto, pero cuando recibí este Ricochet de Cigar Federation en febrero de este año, me picó muchísimo la curiosidad.

La Barba - Ricochet 01

 

El cigarro lo vine a fumar en la playa, un día que llegué temprano y estaba medio lluvioso, sin brisa y perfecto para una fumada placentera acompañando un libro. El Ricochet es el segundo lanzamiento de la marca para 2018, algo esperado dado que para 2017 la marca estuvo muy silenciosa. En cuanto al cigarro en sí, la verdad es que el uso del naranja en la anilla no es algo muy común en la mayoría de las marcas, pero también me llamó la atención que no lo llamaran simplemente Orange, al igual que sus otros productos. Los aromas de la capa son de leña y aromas lácteos como de queso, mientras que en el pie se aprecian más esos aromas de queso, pero con tierra y crema. Cuando lo pico la calada en frío presenta tierra mojada, manzana, cereal y pimienta.

La Barba - Ricochet 02

 

Al encenderlo se aprecia un tiro relativamente suelto, o al menos más suelto del que esperaba, aunque la cantidad de humo en cada calada no es tan abundante como esperaría con un tiro así. En términos de sabores, comienza con varios muy particulares, que incluyen frutales, madera, salsa de soya, paprika y tierra. La lluvia se hace un poco más intensa por lo que cada foto es un poco peor, pero estoy en la playa así que la lluvia no debe ser gran problema.

La Barba - Ricochet 03

 

Los sabores frutales se encuentran también en el retrogusto, pero el sabor predominante en el cigarro es de leña con un dulce de salsa, que podría ser estilo teriyaki y tierra mojada. Los aromas del retrogusto incluyen naranja y galletas, mientras que la pimienta se aprecia más que nada en la garganta, aunque bastante contenida. El cigarro quema muy bien y con relativa lentitud, con un anillo de combustión casi perfecto y la sensación que la ceniza está bien pegada al cigarro. La intensidad es media y los sabores son intensos.

La Barba - Ricochet 04

 

En el segundo tercio hay sabores nuevos pero su intensidad baja a media, e incluyen puno, nueces y tostado con algo de caramelo, tanto en sabor dulce como en aroma. El retrogusto se siente más como de cereales, pero va cambiando de un punto al siguiente e incluye cuero y pimienta también. Dado que la lluvia se intensifica y el libro se pone interesante, se me pasa tomarle fotos a la mitad del cigarro, aunque sí noto que la pimienta no solo se aprecia en el retrogusto sino también en el paladar, pero solo si en esa calada opto por no hacer retrogusto.

La Barba - Ricochet 05

 

Llegando al último tercio el tiro continúa bastante bien y el humo se equipara con él mientras que la intensidad del cigarro también aumenta un poco, aunque lamentablemente es en forma de nicotina, pero no solo por ella. También se aprecian sabores dulces que vienen de la combinación de leña con caramelo, por lo que se siente como un caramelo ahumado, por así llamarlo. El cigarro también está cremoso y se siente un sabor a mantequilla de maní en el final de la fumada, luego se soltar el humo.

La Barba - Ricochet 06

 

La pimienta se hace mucho más intensa al final, sobre todo en el retrogusto, pero llega al punto que es el único sabor que se siente al final del cigarro. La construcción y línea de combustión se mantienen a la perfección hasta el último momento, cuando cuento 80 minutos de fumada, pero quedé con la sensación que no fue tan bueno como el Purple, aunque mejor que el Red.

En términos generales, la pimienta es un elemento central de la fumada, pero es quizá el sabor más permanente durante toda su duración, siendo lineal pero progresivo: suave al inicio, medio en la mitad y fuerte al final. Pero en cuanto al resto, el Ricochet tiene todos los elementos básicos positivos que aprecio en un cigarro: buena quemada, buena cantidad de humo, sabor y equilibrio, así como el hecho que termina más fuerte y más rico que al inicio, marcando mejor esa progresión, no necesariamente solo en la pimienta. En esos términos el Ricochet es excelente, pero hacia el final de la fumada, lo que comenzó con un amplio abanico de sabores muy variados terminó siendo básicamente pimienta y nicotina, además que durante el resto no hubo un sabor que se destacara y mantuviera de un tercio al siguiente. Esto hace del Ricochet un buen cigarro que te recuerda que no todos los cigarros fuertes tienen que ser nicaragüenses, pero como que no se pone de acuerdo si quiere ser fuerte o si quiere tener varios sabores, y al final se queda con la opción más fácil. Después de más de 10 meses con el cigarro en el humidor, confieso que esperaba más… no por la guarda sino por el cigarro en sí.

Dossier-2.indd

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s