Aunque el Gran Chavon en verdad se refiere a la vitola, no tengo a la mano el nombre del cigarro per se. Sin embargo, sé que tiene capa habano ecuatoriana, capote dominicano HVA y tripa dominicana. Por otro lado, desde hace unas semanas he estado haciendo entrevistas a personalidades del ramo en mi Instagram (@humoytabaco), en donde he tenido la oportunidad de conversar con varias personas, incluyendo los dos dueños de ZR Cigars. Su objetivo es claro: hacer un buen cigarro, pero sabiendo que un buen cigarro comienza con una excelente construcción, por lo que están invirtiendo y asegurándose de tener una buena fábrica, pues ya las ligas las tienen a ese nivel de excelencia.

ZR Cigars - Gran Chavon 00

Sin embargo, con ellos quiero probar todo lo que hacen y eso incluye comprar una de las vitolas que menos me gusta: la 6 x 60. Se trata de un cigarro imponente, pesado, con una construcción a la par de lo que apunta la marca y una excelente combinación de colores entre el rojizo de la capa y el vinotino de la anilla. Además, como si se tratara de una mayor combinación los aromas en la capa incluyen uno de cereza también, así como chocolate y cuero. En la tripa se aprecia cuero, cereza y un aroma suave de pimienta. Finalmente lo pico con la corte en V profundo y los aromas en frío son de cuero y cereza.

ZR Cigars - Gran Chavon 01

El ZR Gran Chavon enciende de manera bastante pareja para las dimensiones que tiene, con sabores abundantes y directos, que incluyen un fuerte componente de cuero, madera y vainilla, con una sensación muy cremosa y humo abundante que se desliza por el paladar y, aunque hay algo de brisa en casa, se mantiene un buen rato contenido en el sitio. La quemada no se mantiene recta durante mucho rato y me veo obligado a darle el primer retoque, incluso antes de llegar al final del primer tercio.

ZR Cigars - Gran Chavon 02

Afortunadamente ese toque técnico permite que el cigarro queme de manera uniforme y no me veo en la obligación de darle otro. Muchas veces me pasa que cuando fumo un cigarro de estas dimensiones le doy las caladas y fumo a la misma velocidad que con un cigarro de dimensiones más pequeñas, pero como en estos pasa más aire y se pueden llegar a calentar más, la boca termina sufriendo un poco, por lo que me estoy tomando mi tiempo con el cigarro y dándole caladas lentas, que es justo lo que necesita para apreciar los sabores a nuez moscada, cuero, madera, vainilla, mermelada de fresa y canela que desprende en este primer tercio, mientras que en el retrogusto se aprecia un toque suave de pimienta, canela y más mermelada, aunque aquí se siente más genérica y sin un sabor marcado.

ZR Cigars - Gran Chavon 03

Pero el anillo de combustión sigue siendo variable y muestra una tendencia a desviarse, lo que obliga a darle más toques técnicos y en este segundo tercio le doy un total de dos más. También pasa que en el segundo tercio los sabores se simplifican un poco más, manteniendo esa dominación de cereza, seguida de madera y una sensación cremosa. Sin embargo, en el retrogusto mantiene la pimienta pero pierde la canela. Mientras me acerco a la mitad, el sabor a vainilla que se sentía en el primer tercio regresa, pero ligeramente cambiado y me recuerda más a mazapán que a vainilla, lo que hace que esa sensación cremosa sea mayor.

ZR Cigars - Gran Chavon 04

En el último tercio también requirió un par de retoques más para controlar la quemada, pero los sabores sigue igualmente activos, ya suavizando un poco ese sabor de mazapán y definiéndose nuevamente como un sabor de vainilla, pero también desarrollando un sabor tostado en la madera, lo que hace que sepa más a leña, aunque esto puede ser un efecto secundario de los toques técnicos de fuego para controlar la quemada. También muestra cuero, canela y nuez moscada, pero pierde por casi completo el sabor de cereza. Al final, luego de 2 horas y 15 minutos de fumada, el Gran Chavon llega a su fin.

No hay duda que Cándido es un maestro con sus ligas, y eso incluye a esta. Sin embargo, el mismo Cándido dice algo que es muy cierto: “la calidad de un cigarro depende completamente de su construcción. Precisamente porque los sabores son subjetivos, lo más importante para determinar la calidad es lo bien construido que esté el cigarro”. Precisamente ese fue mi problema con este cigarro; tiene buenos sabores, buena fortaleza, buenas transiciones y matices, pero en temas de construcción tuvo problemas con la quemada, la velocidad de ella y el hecho que a veces quemaba mucho más de un lado que de otro, lo que hizo que le tuviera que dar retoques. Normalmente, sabiendo que la construcción es algo en lo que se enfocan bastante, puedo evitar darle retoques y confiar que se va a arreglar, con este las diferencias de quemada eran demasiado fuertes, lo que me obligó a darle los toques. Es un cigarro que quiero probar en una vitola más pequeña, donde creo que será mucho más intenso e, idealmente, mejor construido.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s