La marca Bulldog de ginebra fue creada en Estados Unidos por Anshuman Vohra en 2007, año en el que también fue lanzada en Europa. Hoy en día es parte del grupo Campari y distribuida en 55 países.

Esta ginebra de estilo London Dry Gin es producida a partir de un alcohol de grano neutro a 96% que es infusionado con sabores y aromas naturales de 12 botánicos distintos dentro de un alambique de cobre. Los botánicos utilizados son limón, almendra, lavanda, cilantro, angélica, amapola blanca, oris, algo llamado ojo de dragón, hojas de loto, casia, regaliz y, por supuesto, enebro.

Estos botánicos son macerados en el alcohol neutro antes de la destilación, lo que permite que se desprendan sus aceites esenciales. Seguidamente el proceso de destilación crea vapores aromáticos que pasan por un condensador y son convertidos nuevamente en líquido para producir la esencia de los botánicos combinados. Esta esencia es combinada con un alcohol neutro de trigo y embotellado a 40% de alcohol, diluido con agua destilada.

La botella siempre me ha gustado y es lo que me llamó la atención inicialmente, pues tiene la forma de una coctelera, lo que da un claro mensaje del objetivo del producto: es para mixólogos y bartenders. Además, la botella es negra con letras blancas. Esto no siempre me gusta porque tengo que hacer magia para saber cuánto líquido queda en ella.

Cuando la sirvo en copa el líquido es completamente transparente y libre de impurezas ni partículas en suspensión. Al mover la copa y girar el líquido se nota una película muy ligera en las caras interiores, que desaparece sin dejar mayor rastro de lágrimas. Esto es algo típico del London Dry Gin, así que se comporta perfectamente.

En nariz tiene aromas de cáscara de limón, fusionados perfectamente con un toque suave de enebro. Tiene toques de tierra mojada con regaliz y angélica, que mantienen un buen equilibrio. Al poco rato también se aprecian notas de cilantro y otros botánicos muy leves. Aunque la ginebra tiene algunos botánicos bastante exóticos, como esto llamado ojo de dragón (que descubrí está emparentado con la fruta llamada lychee) y hojas de loto, la verdad es que el aroma es bastante tradicional.

En boca se siente ligeramente agresivo, recordándome a la ginebra Gordons, con un aspecto seco del enebro como sabor principal, seguido de sabores de cilantro y cáscara de limón, pero con una cierta astringencia que confirma la naturaleza coctelera del destilado. Podría ser una ginebra para martinis, pero me la imagino mejor como una con jugos de frutas.

En general diría que esta ginebra tiene un sabor más sutil que la mayoría, aunque de salida no se siente tan sutil, recordándome bastante al sabor puro de alcohol pero con retrogusto de cilantro y cáscara de limón. También tiene un toque perfumado ligero, que podría ser de la raíz de oris.

Bulldog ha sido una de mis ginebras preferidas para el gin tonic, particularmente porque el aguakina (agua tónica) en Venezuela tiende a ser bastante dulce y combina bastante bien con ella. Sin embargo, la he probado en Tom Collins y solamente funciona si la limonada está bastante dulce. La he probado con aguakinas importadas de menor contenido dulce y la verdad es que se siente bastante agresivo, por lo que no la recomendaría así, a menos que le pongas jarabe de goma.

Ficha Técnica:
Empresa madre: Campari Group
Fabricante: N/D
Nombre de la Ginebra: Bulldog
Marca: Bulldog
Origen: USA
Precio: $22
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 83

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s