Hace un poco más de cinco años, cuando empecé a fumar, hice una pequeña lista de los cigarros que me llamaban la atención. Habían cigarros de todo tipo y eventualmente fui consiguiendo varios, pero también dejé la lista guardada y fui comprando otros, mientras que algunos nunca los conseguí. El pasado noviembre, mientras visitaba Madrid, conseguí este CAO en la Cava Magallanes a un excelente precio (alrededor de $6), así que decidí incluirlo en la compra. Viendo un poco mis reseñas, me doy cuenta que es el primer CAO que reseño en más de un año, siendo en febrero de 2019 la última vez. El OSA SOL es el primer lanzamiento de la marca luego que fuese comprada por General Cigar, y tiene capa Olancho San Agustín (por sus siglas es el OSA).

Se trata de un cigarro de vitola robusto muy bien parecido, con venas pequeñas y un color no uniforme pero con un ligero marmoleo. Afortunadamente no se sienten partes suaves ni esponjosas a lo largo y tiene aromas a madera y dulce en la capa. Lo pico con la doble hojilla y el tiro en frío se siente ligeramente apretado, pero no creo que dé problemas. Los aromas de la calada en frío son de madera y cuero.

Desde la primera calada el OSA SOL produce una cantidad increíble de humo, que acompaña una intensidad de pimienta que es más sentida que saboreada, aunque no es necesariamente picante, sino más como especiada y con bastante retrogusto. A lo largo del tercio aparecen notas cítricas, mostrando casi una acidez relacionada con ellas. También aparecen sabores de madera de cedro hacia el final del primer tercio, pero aunque los sabores no son abundantes, sí recalco que son bastante ricos y el cigarro quema lentamente, por lo que supero el primer segmento en unos 25 minutos.

El segundo tercio no demuestra sabores nuevos, sino más matices entre todos los sabores. No es común que celebre un cigarro con pocos sabores, especialmente cuando no hay una clara transición entre el primero y el segundo tercio, pero sí me impresiona que mantiene calidad y riqueza de estos sabores durante toda la fumada, o al menos hasta lo que he fumado. Viendo hacia mis inicios como fumador, este hubiese sido un excelente cigarro para fumar por su sencillez de sabores, especialmente para un paladar tan poco experimentado. No obstante, ya con un número de cigarros en mi haber, esta sencillez es apreciable.

En el último tercio aparece una propiedad cremosa en los sabores y una sensación tostada con los mismos que ha tenido desde el inicio. En términos técnicos ha sido a la perfección, con un anillo de combustión que no ha requerido retoques ni ha dado problemas, humo abundante y una tendencia a mantenerse encendido, incluso con mi fumada pausada y sin apuros, que he explorado últimamente. Al final, luego de una hora y 40 minutos de fumada, el OSA SOL finalmente termina cuando no quedan ni 2 centímetros de cigarro.

Habiendo probado únicamente la vitola robusto de este cigarro, creo que es el tamaño ideal y no me veo buscándolo en otro tamaño. Los sabores fueron sencillos pero ricos, muy interesante y es el tipo de cigarro que me gustaría tener de manera casi permanente en el humidor. Su liga es interesante si te gustan los sabores del tabaco hondureño, aunque también tiene hojas de otros países. No obstante, es un cigarro bueno del que no tengo mucho más que decir, pero que nuevamente fumaría con gusto.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s