Para alguien a quien le gusta el Oliva Serie V y le gustan los lanceros, est debería ser un “tiro al piso”. Este Serie V en su versión de lancero es un cigarro que ha existido fácilmente durante los últimos 10 años, siendo uno de los primeros cigarros de Oliva, y aunque esta serie, sea en su versión “básica” o en el Melanio ha estado incluida en el Top 25 de Cigar Aficionado durante muchas de sus ediciones, fue en 2019 la primera vez que el lancero fue incluido en la lista; más específicamente en el puesto número 6. Según la gente de Oliva, este cigarro fue hecho específicamente para los conocedores y para ellos mismos, pues da una oportunidad única (no disponible en otras vitolas) de apreciar específicamente la capa Habano de esta línea. El cigarro me lo hizo llegar la gente de The Cutfather, quienes están convencidos que es un gran cigarro. Solo quedará probarlo para ver.

Habiendo probado distintas vitolas de la Serie V, la capa de este muestra venas muy sutiles y aromas llamativos, que son una combinación de cuero, chocolate y notas herbáceas, que ciertamente son típicos de esta línea, por lo que hasta el momento no encuentro nada espectacular en ella. En el pie se aprecian notas herbáceas también, acompañadas de pimienta y cuero, mientras que la calada en frío presenta más o menos las mismas notas, con una adición de café y vainilla.

Como buen lancero, este Serie V presenta notas fuertes y ricas desde la primera calada, pero va desarrollando sabores a madera, chocolate, pimienta y tierra mojada, que al cabo de las primeras caladas van intercambiando liderato de intensidad. También tiene notas tostadas a lo largo del primer segmento y las notas de chocolate se van haciendo más dulces. El tiro es ligeramente apretado, pero con estas dosis de sabor no puedo quejarme. La intensidad es media y el humo abundante, aunque el anillo de combustión no es del todo recto.

En el segundo tercio aparecen notas bastante importantes de complejidad, con una potenciación del sabor de tierra mojada, pero con las mismas notas de madera y chocolate, mientras que en el retrogusto las notas más fuertes son de café, chocolate y una nota suave picante. La intensidad aumenta a media-alta, sobre todo a partir de la mitad del cigarro y el aroma en el aire es de pura madera.

El último tercio muestra una intensidad mayor y un cambio interesante, donde las notas tostadas y herbáceas se sienten superiores, sobre las de tierra y chocolate, mientras que la intensidad sigue en media-alta y notas de pimienta que oscilan regularmente entre suaves y medias. El tiro mejoró a partir del comienzo del segundo tercio, pero no del todo, lo cual realmente fue bueno porque me llevó a fumar el cigarro de manera más pausada, al punto que me tomó casi dos horas fumarlo.

Aunque en mi experiencia los lanceros (casi) siempre han sido cigarros que se caracterizan por su intensidad y riqueza de sabores, en el Serie V esto se cumple en sabores pero no es un cigarro que te pega una patada, como me ha pasado en otras ocasiones. Esto es algo muy bueno, sobre todo porque los sabores son exactamente tan fuertes como quisiera. Sigue siendo un cigarro que calificaría como fuerte y complejo, y ciertamente uno de los que más me ha gustado este año. Por otro lado, me pasa muy a menudo que cuando fumo un cigarro de reseña, pienso con qué me gustaría acompañarlo y, en la mayoría de los casos la respuesta es un destilado. No obstante, con este Serie V lancero, lo que más me provocó fue un café espresso, el cual disfrutaría hasta frío, con el fin de disfrutar este cigarro hasta el final.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s