La marca Alec Bradley es una que, en la mayoría de las experiencias, conmigo ya no va. La marca ha sido «culpable» varias veces de eso que llaman la religa: básicamente consiste en cuando una marca crea una liga especial para un cigarro y gana premios porque es un cigarro espectacular. Al poco tiempo, cambia la liga de ese cigarro para una más barata y sigue ordeñando la fama del cigarro, aunque no tenga el mismo sabor ni la misma calidad. En realidad sucede mucho cuando al productor se le acaba la materia y tiene que tratar de seguir produciendo, así que no siempre es a propósito. Pero Alec Bradley lo hizo con varias marcas y en mi experiencia Prensado fue la principal. Pero un amigo me ofreció uno de sus cigarros el otro día y me dijo que lo habían cambiado para mejor, más acorde a lo que era antes. Con la reciente participación mayor de los hijos del dueño de la marca en el tema de mercadeo, no me impresionaría que volver a tener el gran sabor que daban antes sería parte de ese plan.

En 2011 el Prensado fue el #1 del año según Cigar Aficionado, pero para 2016 ya la calidad había cambiado muy a peor y fue aparentemente en 2020 cuando decidieron arreglarlo. Mi reseña previa con el toro fue en 2018 y la anilla ha cambiado desde entonces a una que se aproxima más al diseño del Prensado Lost Art. No coloqué que esta fuera una recata, porque técnicamente no lo es. En las otras instancias que he probado el cigarro ha sido en vitola toro y este es un robusto. Los aromas tanto de la capa como de la calada del cigarro son muy similares, destacando nueces, y especias como canela y vainilla, pero en la calada también se aprecian notas de pimienta y tierra mojada.

Este Prensado comienza con un estilo que al principio parece de un estilo nicaragüense, aunque es un cigarro hondureño, y es en estos que los estilos son más cambiantes. No obstante, hay una moderada cantidad de pimienta en el paladar, pero casi nada en el retrogusto, algo que no es nada común en la mayoría de los cigarros y que ciertamente hace de este uno interesante desde la primera calada. Pero también hay notas de madera, dulce y almendras tostadas. Estas almendras se colocan al frente de los sabores hacia el final del primer tercio, así como en el retrogusto, y una nota ligeramente floral da cierre a este segmento. La construcción, casi perfecta, lo cual ya es considerablemente distante de las experiencias con otros Prensado que he probado.

En el segundo tercio el anillo de combustión es quizá lo menos agraciado del cigarro, pero los sabores siguen dando de qué hablar y la quemada se mantiene muy bien, junto con la ceniza que, muy a mi sorpresa, se mantiene firme en el cigarro, aunque yo mismo la dejé caer al finalizar el primer tercio. Los sabores no han cambiado mucho, con almendras tostadas de principal, pero manteniendo intensidad en madera y notas florales. La intensidad de pimienta aumenta un poco, sobre todo en el retrogusto, pero nada que agobie ni domine la fumada y mucho menos algo que me lleve a no probarlo, así que en términos generales creo que va bien.

En el último tercio el Prensado parece perder un poco de la potencia que venía construyendo, por lo que me parece que fue en el segundo tercio donde realmente se destacó, pero sería tonto decir que no va bien por eso… solo no va tan bien como esperaba que evolucionara. Los sabores son más o menos los mismos del primer tercio, pero las almendras tostadas se sienten un poco más quemadas y, por ende, un poco más amargas, pero afortunadamente ya no son el sabor primario; este es el de madera y este tipo de sabores no es dado a ser dulce, así que en general el cigarro pierde esa propiedad también. En construcción, muy bien, con un humo constante y denso en cada calada, sin requerir retoques y un anillo de combustión que tiende a corregirse solo cuando se desvía, que no es muy a menudo. Una hora y 15 minutos de fumada creo que estuvieron bien para el cigarro, que es cuando lo dejo de lado.

Si pruebas el Prensado esperando una experiencia que fue la #1 de hace unos años, quizá este cigarro te defraude, pero eso es solo si eres de los que fuma solamente cigarros que hayan sido galardonados. Por otro lado, si fumaste el Prensado hace poco y te pareció que no estaba a la altura de nada, te recomiendo que pruebes esta nueva liga, pues realmente se aproxima más a lo que para mí fue la original: un cigarro de muy buenos sabores a un muy buen precio. Eso es básicamente lo que busco en un cigarro y en el caso del nuevo Prensado, volvió a ser lo que era. Esta nueva versión se reconoce por el color azul en la anilla, que el original no la tenía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s