En 2013, con un tabaco y un trago en la mano, los dueños de la marca decidieron crear un concepto de tabacalera que envolviera todos los atributos que hacen de Estados Unidos una tierra fuerte y libre. Luego decidieron ponerle el nombre en español, porque es un idioma que representa a su país… bueno, eso me lo inventé yo, pero en su página web hablan de todos los elementos de la libertad y la fortaleza que caracterizan a su país y me da mucha risa que le hayan puesto el nombre en español. Sin embargo, siendo fieles a su nombre, prometen que la fumada es fuerte y que te hará sentir libre. Tienen cinco líneas distintas y el Bodacious es hecho en la fábrica El Hoyito en Tamboril, República Dominicana, y fue la primera liga de la marca, que recibe su nombre por un toro que era imposible de domar, conocido como el toro más peligroso del mundo, y por ello está en todas sus anillas. El cigarro lleva capote y tripa dominicanos y capa Habano ecuatoriana.

La capa del Bodacious tiene una llamativa variedad de colores, que hay quienes podrían llamarla irregular o con defectos, y otros la llamarían «marmoleada»… es cuestión subjetiva y el estar claro que ninguna capa debe ser perfecta para impartir sabores agradables es clave. Los aromas de la capa son sencillos, con notas suaves especiadas y algo de tierra en el pie. Luego de picarlo la calada en frío presenta notas de tierra y pimienta, que me alejan un poco de mi concepto del típico tabaco dominicano, algo que ya de por sí llevaba dudando, pues su nombre destacando fortaleza no me parecía característico de un tabaco dominicano.

Desde las primeras caladas realmente no sabe al típico dominicano, destacando una fuerte intensidad de pimienta, que al poco tiempo disminuye un poco y acompaña notas de café y canela, dejando pasar también algunas notas florales hacia finales del tercio. En construcción se comporta bastante decente, con una quemada ligeramente torcida, que solo espero que se corrija sola. El humo no es muy abundante aunque el tiro se comporta muy decente y la ceniza es blanca, con una que otra variación de color, y hasta el momento no ha requerido retoques.

En el segundo tercio los sabores son más o menos los mismos, con notas de café, tierra y menor intensidad de pimienta. También se siente más cremoso y eso es algo que le hacía falta y que acompaña al café con unas notas de vainilla muy agradables, que también dependen de quien las prueba para decir que puede tener un sabor similar a la coca cola de vainilla o a un café cremoso con vainilla. En mi caso es el segundo, pero principalmente por una ausencia de sensaciones dulces, que sin duda le quedarían de maravilla. El tiro sigue bien, la fortaleza tal como era prometida por su nombre y descripción, aunque no es algo como un toro indomable. La intensidad de los sabores está en media, la fortaleza media-alta y el anillo de combustión es lo único que requiere atención y un par de retoques mínimos.

En el último tercio no hay una gran variación de sabores, aunque debo destacar que la persistencia de los mismos sabores desde el principio no han hecho que sea una fumada aburrida. Por el contrario, los matices han variado constantemente y han mantenido la fumada interesante, con sabores que han variado dentro de su misma definición. La pimienta se hace más fuerte en el retrogusto en esta última sección y es quizá lo más destacado. En construcción no hay nada de qué quejarse, pues después de un par de retoques en el segundo tercio el Bodacious no dio mayores problemas de quemado, e incluso se corrigió un poco y se hizo más uniforme. Al cabo de una hora y 50 minutos, el Bodacious llegó a su fin.

El Bodacious no me inspiró mucha confianza antes de encenderlo, por varias razones. La primera es que es una marca nueva con un nombre que no me llamaba mucho la atención y me recordó a una marca de productos baratos que se llama Grande y Gordo, que me inspira cero confianza. Fuerte y Libre me inspira un poco más, pero no es un nombre que veo con trascendencia. Luego está el hecho que prometen una fumada fuerte pero son hechos en República Dominicana y eso rara vez va junto, a menos que seas La Flor Dominicana. Pero luego de encendido y fumado puedo confirmar que es una fumada con una fortaleza decente, que no es LFD pero es interesante, no muy variado pero no le hizo falta ser variado para ser interesante. No es la pimienta lo más destacado, pero no deja de ser una fumada fuerte y una que con gusto repetiría. No es un cigarro barato, pero su precio se ubica en un término medio muy atractivo.

2 Comments

  1. This is one of my go to cigars. Although Fuerte y Libre is a fairly new brand, I believe they have blended some great cigars to date. The Bodacious, Sun Country, and Second Wind are my favorites. If you desire a stronger cigar, the Midnight Bender is a great choice. Congrats to Fuerte y Libre Cigars for a great success story!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s