Arturo Fuente – Añejo 46

Esta edición limitada aparece dos veces al año y es un verdadero banquete para los fanáticos del tabaco: una capa maduro cubriendo la mejor tripa y capote de la República Dominicana y luego añejado a la perfección durante 5 años en barriles de brandy.

mhpatae

Este tabaco lo adquirí en USA en mi último viaje (en marzo) y en realidad no recuerdo si fue por iniciativa mía o por recomendación del dependiente. Aparte de su añejamiento, y para hacer el tabaco aún más codiciado, la tripa está hecha con las mismas hojas del Opus X, el Don Carlos y el Hemingway.

0lguxah

La construcción es impecable, con una apariencia rústica y una capa de marrón muy oscuro, no es muy esponjoso, al punto que me preocupo un poco antes de encenderlo porque pienso que está torcido muy fuerte. En frío los aromas que siento son madera, canela y una dulzura propia del tabaco. En el pie se le siente una dosis generosa de brandy. Hora de picarlo y darle candela.

e6aoht6

Desde la primera calada es obvio que este es un cigarro excelente, con una densidad que se siente como un jarabe de humo y brandy, un toque importante de madera que me hace pensar que tiene trozos de ella entre las hojas. El tiro es fino, con una cantidad muy modesta de humo y ceniza blanca. Aparecen sabores como pimienta, pero muy sutiles. A riesgo de ser condenado como un hereje, tiene un sabor cubanizado, al ser denso y fornido. Luego de unos centímetros de haberlo encendido (más o menos cuando tomé la foto), el brandy despega y duplica su sabor y dulzura. Dado lo tupido que está de tabaco, me ha tomado casi 15 minutos llegar a este punto.

ucwhhlu

El tiro mejora bastante, permitiendo un humo más denso y un sabor más afrutado que complementa el brandy, mientras que la pimienta comienza a picar un poco también. La línea de quemado comienza a variar un poco, pero espero que no demasiado. Todavía en el primer tercio se le sienten unas notas de cacao y el sabor afrutado se asemeja al mango, haciendo la combinación de sabores mucho más extraña. Su fortaleza ha sido media desde el principio y en este momento le calculo una duración máxima de dos horas.

rat4ils

Llegando a la mitad del tabaco, los sabores parecen detenerse, al menos en intensidades; no hay nada nuevo, ni nada deja de estar. La línea de quemado se corrigió sola y mi suegro se acerca a preguntar qué estoy fumando, le hablo un poco de la fabricación del tabaco y de su añejamiento y me dice que efectivamente, se acercó porque le olía a brandy y se sienta conmigo a tomarse uno mientras comienzo el segundo tercio, que desarrolla una complejidad bastante rica, donde el brandy sigue dominando pero con un final más largo y una cierta pegajosidad en los labios.

ytvhw52

No hace mucho estaba glorificando a los tabacos modernos por permitir que los mejores sabores y aromas estén presentes incluso sin mucha maduración en el humidor casero, pero ahora voy a glorificar a Arturo Fuente por hacer un tabaco que mejora gracias a su reposo en el humidor, porque este con solo 2 meses está increíble. El sabor a brandy continúa durante toda la fumada, con toques leves de cacao y dulzura que ya no es frutal y mucho menos de mango. Hacia el final se le sienten unos toques adicionales de canela y una mejora increíble en términos de humo e intensidad.

 

Dossier-2.indd

2 comentarios sobre “Arturo Fuente – Añejo 46

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s