Nomad – Fin de los Mundos

El Fin de los Mundos es menos dramático de lo que lo pintan. Su nombre es un reconocimiento a la regulación de la FDA americana contra el tabaco y fue lanzado en 2016, aunque la producción regular comenzó en 2017 y llegó a mí como parte del ‘sampler’ Real Top 2017 de Cigar Hustler. Consiste en un cigarro con capa Pennsylvania Broadleaf, capote habano nicaragüense y tripa de Nicaragua, República Dominicana y Pennsylvania, siendo, según Fred Rewey (su creador).

En medio de mi emoción olvidé tomarle fotos antes de encenderlo, pero compenso con una buena descripción: una capa con buenas venas, apariencia muy artesanal y suficientes irregularidades para darte cuenta donde están los fines de cada hoja. La sensación en los dedos es de un cigarro seco, sin oleosidad y muy firme. Los aromas no son tan intensos como esperaba, pero sí incluyen chocolate y algo que solo puedo describir como soya (o soja, dependiendo de donde seas). Luego de picarlo la calada en frío tiene algunos aromas que podría definir como interesantes, pero su intensidad no se presta a que los pudiera definir.

Nomad - Fin de los Mundos 01

Siendo un cigarro que apenas demostró notas de sabor en frío y que no llamara demasiado la atención, desde la primera calada del encendido se coloca en una intensidad media, presentando algunos sabores habituales y esperados como café y cuero, y otros más inesperados como carne a la brasa y un toque pequeño de pimienta, el cual se llega a sentir más fuerte en el retrogusto. Desde estas primeras caladas sigo pensando que es el cigarro más fuerte de la línea, pero tampoco he probado ningún otro Nomad antes, así que no estoy seguro si los demás serán buenos o no, pero si son más suaves que este, pues no son nada fuertes.

Nomad - Fin de los Mundos 02

El tiro ha sido bastante decente hasta ahora, pero la ceniza fácilmente se cae, lo cual realmente es positivo con este cigarro, pues su sabor e intensidad parece mejorar mucho cuando tiene el pie libre de ceniza. A mediados del primer tercio los sabores principales siguen siendo los mismos, pero la pimienta de fondo es acompañada por algo que parece tiza. El sabor más fuerte se siente es en el retrogusto, que sigue siendo la pimienta.

Nomad - Fin de los Mundos 03

En el segundo tercio el humo se diluye un poco, ya no es denso y rico, sino más bien escaso y muy transparente, aunque el tiro se siente más suelto. Estos cambios de tiro no parecen afectar los sabores, aunque sí comienza a consumirse un poco más rápido y el cigarro y la temperatura aumenta, por lo que lo dejo descansar un rato.

Nomad - Fin de los Mundos 04

Bien podría ser que ese punto era un “vacío” en el torcido, pues mientras me aproximo a la mitad del cigarro el humo aumenta y comienzo a apreciar nuevos sabores, que incluyen tierra mojada y un dulce generalizado, que creo que se da gracias a esa capa Pennsylvania Broadleaf. La intensidad se mantiene en media, incluso con esta mayor producción de humo y la aparición de nuevos sabores, e incluso se sienten unos matices de madera mientras el cigarro va quemando un poco más rápido y cuento 45 minutos desde que lo encendí.

Nomad - Fin de los Mundos 05

Adentrándome en el último tercio, esos matices de madera que eran lejanos antes se intensifican un poco, se podría decir que sustituyendo a la pimienta del principio, que casi no se siente ya. El sabor de tierra rica del tercio anterior sigue presente, aunque ya le acompaña un segmento dulce, sino que hasta se siente más seco. En este último tercio también aparecen algunos sabores nuevos e inesperados, que incluyen vainilla y pan tostado.

Nomad - Fin de los Mundos 06

Estos nuevos sabores se sienten muy superficiales, como si le hiciera falta una riqueza de sabor al cigarro, pero en realidad hacen que se sienta más seco aún. Aunque el Fin de los Mundos se venda como un cigarro muy fuerte, creo que el verdadero fuerte de este cigarro radica en su equilibrio, pues el perfil nunca se vuelve demasiado fuerte ni deja de ser algo que se disfrute sencillamente. Teniendo una capa Pennsylvania esperaba más toques dulces, pero en general se sienten toques de tierra sin ese acompañante tan característico de esta hoja. Con 6 meses de humidor, pensaría que está en su punto ideal, aunque afortunadamente tengo otro y espero me sorprenda más. Sin embargo, hay que reconocer que se trata de un cigarro sabroso y que en ningún momento presentó nicotina ni toques amargos.

 

Dossier-2.indd

Un comentario sobre “Nomad – Fin de los Mundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s