En verdad tuve que hacer un resumen del nombre, pues si no el límite de caracteres del título me hubiese regañado. El nombre completo del cigarro es Foundry – Elements, Compounds & Musings Carbon The Diamond; Sí, todo eso es el nombre. Pero es el único tamaño en que viene esta liga en particular. La marca Foundry se ha dedicado sistemáticamente a abarcar proyectos bastante ambiciosos con sus productos. Hace unos años tenían el proyecto Zodipunk, en donde crearían 12 ligas distintas nombradas por cada uno de los signos del zodíaco y del que tuve la oportunidad de probar el Portent, que realmente me gustó bastante y vi con un poco de tristeza que no lo harían más, pues el proyecto resultó ser demasiado ambicioso. En este caso crearon no menos que 21 ligas distintas por el tema, con tabaco proveniente de todos lugares, aunque solamente dos sobrevivirán y seguirán siendo vendidas, siendo el Carbon es una de ellas. En este link pueden ver una muestra de todos los cigarros. Viéndolos así, parece que el mío fue el más sobrio de todos, también porque su precio de $5 lo hacía mucho más atractivo. El cigarro solamente está disponible en la vitola de 5,5×60 y viene en cajas con nada más que 77 unidades. Lo adquirí en Cigar House, en Puerto Rico, en junio de 2018 y decidí que ya era momento de probarlo.

Foundry - Carbon 01

El cigarro se siente y se ve bastante oleoso, con muy pocas venas y un color oscuro llamativo. Los aromas de la capa son de paja húmeda, casi musgo con toques de chocolate y un poco de cuero. La tripa no tiene olores distintos pero la calada en frío presenta aromas ricos e intensos a tierra. Justo cuando lo piqué con la guillotina doble hoja la perilla se vino en el corte y, aunque esto no siempre da problemas, sí me dio cierto miedo a la hora de encender el cigarro. Normalmente opto por una guillotina en V, especialmente para cigarros más grandes y veo que debió haber sido la primera opción aquí, pero también me gusta darle una cierta rotación a las herramientas y ya había usado esa guillotina no mucho antes.

Foundry - Carbon 02

Afortunadamente el problema con el corte no me afecta la fumada, o al menos todavía no. Al igual que la calada en frío, el Carbon comienza con un fuerte y untuoso sabor a tierra mojada y toques dulces muy pegajosos, a tono con esa oleosidad que se apreciaba en frío. Al principio va quemando relativamente rápido, la línea de quemado es irregular pero nada preocupante en principio. El primer tercio se resume en ese sabor que sentí en las primeras caladas: tierra mojada, pegajosa y untuosa, toques dulces y no mucho más.

Foundry - Carbon 03

En el segundo tercio los sabores de tierra se combinan con nueces y un toque de pimienta, que se siente más en el retrogusto. La intensidad es media, sin señales de cambiar y la línea de quemado sigue siendo bastante regular, dado su tamaño. Se comporta muy bien y tiene el tiro perfecto.

Foundry - Carbon 04

Hacia el segundo tercio se aprecian sabores de frutos secos como pasas, seguidos de unos toques de madera quemada, como si se tratase de leña. Los sabores de tierra siguen en el cigarro, pero ya no es un sabor predominante, sino más bien como un fondo. En realidad todos los sabores parecen de fondo, aunque si tiro es bueno y tiene una gran densidad del humo, pero ciertamente no ofrece mucho sabor más allá de los antes descritos.

Foundry - Carbon 05

En la mitad del cigarro finalmente le quito la anilla y me doy cuenta de lo que será el principio del final para el cigarro: la perilla ciertamente mantenía agarrada la capa y al soltarse y quitarle la súper anilla, todo empieza a separarse. Pero no teman, yo dejo mi cigarro en paz, le paso un dedo mojado un par de veces y espero que eso lo solucione. Los sabores no han variado mucho pero tampoco le he dado una calada muy fuerte, no vaya a ser que esto me dé más problemas.

Foundry - Carbon 06

El resto de la fumada se caracterizó por mi dedo mantenido en el cigarro tratando de que la capa no se soltara, aunque un par de minutos después de la foto se vino por completo y terminé fumando el cigarro sin capa. En términos de sabores, a partir de la mitad el sabor a tierra regresa con más fuerza y con ella viene el sabor de pimienta también, con más fuerza que antes y dándole un buen final a un cigarro que lamentablemente terminó antes de lo que debía. No consigo nada de información sobre la composición del cigarro, por lo que esa ausencia de texto tampoco le hace bien, aunque me tocará asumir una parte. Foundry es una marca que creo que es famosa por apuntar muy alto y no llegar lejos, y el Carbon es un ejemplo de ello. No es un mal cigarro, y por $5 está muy bien, pero viendo toda la parafernalia que lo adorna y los múltiples cigarros que sacaron de la línea, creo que habían muchas opciones mejores para hacerlos de una línea permanente, pues los sabores de este no son gran cosa.

Dossier-2.indd

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s