Caldwell ha sido una marca siempre abierta a colaboraciones con otros fabricantes. Estas colaboraciones normalmente vienen atadas en un quid pro quo con la fábrica en que logra producir sus cigarros. Precisamente por eso, para crear el Anastasia colaboró directamente por primera vez con Ernesto Perez Carrillo. El Anastasia es un follow-up de The Last Tsar, y lleva una imagen de la Duquesa Anastasia, hija de Nicolas II, el último zar de la Rusia Imperial. Aunque no hay detalles de la liga, el cigarro es torcido en Tabacalera La Alianza, la fábrica de E.P. Carrillo en República Dominicana y de ahí enviado a 35 tiendas en Estados Unidos, en cuatro vitolas distintas.

Cadlwell - Anastasia 01

Entre esas cuatro vitolas, el cigarro que tengo es la vitola llamada Mercure, con dimensiones de 7×47 lo que hace de él el más largo y el segundo más delgado de la línea. La capa es ligeramente irregular, con algunas venas grandes y otras medianas, pero se siente bastante lisa por lo general, con muy poca oleosidad. Los aromas de la capa son intensos de chocolate negro, dulce de nuez moscada, madera, establo y maní, mientras que la calada en frío presenta ese mismo aroma fuerte de chocolate negro, madera, cuero, pimienta y un toque de notas perfumadas.

Cadlwell - Anastasia 02

El Anastasia comienza fiel a sus aromas en frío, con una nota fuerte y dominante de chocolate oscuro, casi tan fuerte que oculta los sabores a grama recién cortada, madera, notas florales y almendras que también muestra el cigarro en el principio, aunque en mucha menor escala, claramente. En el retrogusto hay una nota suave herbácea como de yerbabuena o menta y toques de nuez moscada y pimienta.

Cadlwell - Anastasia 03

Durante el resto del primer tercio esa nota de chocolate oscuro es completamente dominante del cigarro, con un anillo de combustión casi perfecto en el sentido que cuando hubo imperfecciones se corregía solo y el tiro también ha sido una maravilla, con humo denso y abundante. La intensidad del cigarro está fija en media y, aunque va aumentando, todavía está lejos de superar la marca actual en el primer tercio. Los sabores durante todo este tercio se mantienen como al principio.

Cadlwell - Anastasia 04

En el segundo tercio la nota de chocolate sigue llevando la vanguardia de los sabores, aunque las otras notas de sabor son más apreciables en el cigarro y suficientes para hacer sentir que, precisamente, no es un cigarro dominado por un solo sabor. Estos sabores secundarios incluyen madera, levadura, anís, paja, cuero y un toque suave de pimienta, mientras que en el retrogusto mantiene los mismos sabores previos, aunque los herbáceos se sienten mucho menos.

Cadlwell - Anastasia 05

Para la mitad del Anastasia, la nota herbácea del retrogusto desapareció, sustituida ahora por una nota de madera mientras que la nuez moscada y la pimienta continúan su participación. En cuanto a sabores para este punto mantienen la misma tendencia del principio del tercio y en términos técnicos sigue impresionando con su tiro perfecto y un anillo de combustión que, aunque no es del todo recto, sí mantiene una quemada uniforme y continua, a un ritmo perfecto. Llegar a la mitad del cigarro me ha tomado 50 minutos, con una alta producción de humo y una intensidad que se mantiene fija en media.

Cadlwell - Anastasia 06

En el último tercio, la nuez moscada que se había limitado a participar en el retrogusto de manera casi exclusiva se mueve hacia el paladar y combina perfectamente con la nota todavía dominante del chocolate oscuro. Por su parte, los sabores secundarios son de cuero, tierra, maní, hojas de té, madera y café recién colado. La madera del retrogusto se siente mucho más suave y es solamente pimienta por la nariz. En términos técnicos el cigarro no ha cambiado en lo absoluto, siendo todos fantásticos y el cigarro alcanza una intensidad media-alta en este último segmento. El tiempo total de fumada fue de una hora y 40 minutos.

El cigarro tuve la suerte de fumarlo en el Caracas Cigar Club, y me senté al lado de un amigo que casualmente había fumado el Anastasia el día anterior. Me comentó que le pareció un muy buen cigarro, y esto viniendo de una persona que se fuma unos dos o tres cigarros diarios, y el Anastasia había sido el último del día, tiene bastante peso. Durante gran parte de mi fumada le comenté que estaba completamente de acuerdo, pues el cigarro no solo estaba bueno, sino que estaba consistente; hay veces que un cigarro puede tener un buen primer tercio, un segundo tercio mediocre y quizá mejorar o empeorar en el último tercio, pero el Anastasia es bueno en todos los segmentos. También me he fumado cigarros que tienen un sabor dominante y predominante en la fumada, pero muchas veces esto evita percibir otros sabores, pero el Anastasia efectivamente tiene una nota dominante de chocolate, quizá entre los cigarros con más sabor a chocolate que he probado, pero también permite apreciar otros sabores. Ciertamente el Anastasia es un éxito en todas las categorías, con un sabor intenso, cremoso y complejo, muy bien equilibrado y con una construcción excelente. No hay nada que dudar con este cigarro, incluso si el precio te parece un poco por encima de la norma, es uno que sin duda hay que probar.

Dossier-2.indd

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s