Tengo un buen tiempo tentado por esta marca, no porque sea masón ni porque me llame la atención la masonería en general, aunque tengo amigos a quienes sí les llama la atención y me han pedido estos cigarros para “acercarse” un poco más a la disciplina. Pero el hecho es que he visto la marca aparecer en varias imágenes de las cuentas que sigo en redes sociales y me ha despertado la curiosidad. Nunca los había comprado porque no estaba seguro si valían la pena, pero cuando visité la tienda de ZR Cigars en La Romana, RD me comentaron que tenían la distribución exclusiva de la marca así que añadí algunos de ellos en mi compra. En papel, al menos, el cigarro se ve bastante interesante, con una capa brasileña Arapiraca, capote de Indonesia y tripa nicaragüense Habano de Estelí, Habano de Jalapa y hojas de Paraguay. Por pura casualidad es el segundo cigarro esta semana que contiene hojas de Paraguay.

Hiram & Solomon - Veiled Prophet 01

En realidad, esta vitola 6 x 54 corresponde a una edición limitada del Veiled Prophet, en donde se venderán solamente 500 cajas de 20 cigarros, producidos por Plasencia Cigars en Nicaragua. El cigarro se siente pesado y bien empacado de tabaco, con aromas que incluyen tierra, madera, pimienta y una suave nota herbácea. Lo pico finalmente con mi guillotina de corte en V profundo, que llevaba un par de días sin usar y la calada en frío es muy interesante, sobre todo porque los aromas son muy diferentes a los de la capa; incluyen aromas cítricos, madera, azúcar morena, cuero, nuez moscada y café. Sin más que esperar y mucho querer, lo enciendo pacientemente.

Hiram & Solomon - Veiled Prophet 02

Desde la primera calada pienso que este es un buen cigarro, con un humo denso, casi inmóvil aunque hace brisa y una sensación igualmente pesada como el cigarro. Los sabores incluyen cáscara de naranja, cuero, nuez moscada y café, con notas más suaves y esporádicas de azúcar moreno y canela. Además la consistencia de los sabores es duradera durante todo el primer tercio, con un retrogusto bajo de pimienta, lo cual ya es impresionante, pero incluyendo nuez moscada también. La intensidad es media-alta de entrada, ya impresionando aún más.

Hiram & Solomon - Veiled Prophet 03

Comenzando el segundo tercio, la ceniza se siente sólida y el cigarro sigue quemando perfecto, con ese anillo de combustión no del todo recto, pero sin necesitar retoques. Los sabores son de cuero, chocolate, nuez moscada y café, mientras que los sabores de cáscara de naranja y azúcar morena siguen presentes pero no constantes y pareciera que van de salida. También se sienten algunas notas de caramelo de vez en cuando, que no le dan una dulzura al cigarro, sino esa sensación de azúcar caramelizada. Sin lugar a dudas la intensidad sigue en el mismo renglón de media-alta, pero el cigarro quema relativamente lento.

Hiram & Solomon - Veiled Prophet 04

Hay algo que me pasa con los cigarros de cepo grande, o superior a 52, y es que las caladas tiendo a darlas con la misma fuerza que un cigarro de cepo menor y, aunque eso puede parecer elemental para unos y tonto para otros, el hecho es que como pasa más aire por el cigarro y este aire es caliente, me termina medio quemando la lengua un poco y al cabo de dos o tres caladas en un corto período de tiempo, termino teniendo que dejar el cigarro descansar un buen rato antes de retomarlo. Aquí me di cuenta de eso antes, por lo que empecé a espaciar las caladas y darlas con menor intensidad. Los sabores en la mitad incluyen una densidad mayor del sabor de chocolate, como si fuera una mousse, pero sin dulce. La intensidad ya está en alta, lo cual es otra razón para dejarlo descansar considerablemente.

Hiram & Solomon - Veiled Prophet 05

En el último tercio el Veiled Prophet suelta un poco sus tendencias hacia la máxima intensidad y se sitúa nuevamente en media-alta, sin mucha temperatura que era quizá lo que me estaba molestando en el tercio anterior. Los sabores siguen siendo de chocolate, cuero, nuez moscada y café, pero las notas más suaves son únicamente de azúcar moreno. Sin saberlo, pero afortunadamente por pura precaución, comí bien antes de fumarlo y sin duda era algo que debía hacer. Aunque muy parecido al segundo tercio, en este el cigarro mejoró en temas técnicos con esa reducción (leve) de la intensidad. Luego de dos horas fumando, el Veiled Prophet llegó a su fin, sin calentarse (mucho) más y con un anillo de combustión perfecto.

Sin duda no hay que ser masón para disfrutar este cigarro, ni para que te guste o al menos a mí. Lo fumé sin expectativas y quedé gratamente sorprendido, aunque preguntando a los que ya conocen la marca, me dicen que el Veiled Prophet es el mejor, así que ahora temo que las expectativas queden muy altas para los próximos que fume. Pero no importa, esta reseña era de este y ya veremos cómo me va con los demás. Por lo que he visto esta edición limitada es el más pequeño del Veiled Prophet, siendo el otro de 7 x 60, lo cual no me puedo imaginar como será. Pero sin duda que uno en robusto o corona creo que podría ser mejor, pero esa es mi preferencia. Este en su formato actual está muy bueno.

Dossier-2.indd

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s