Apenas es martes y esta semana ha sido una de finalización, sin querer llegar a decir lo pitoniso que pueda ser eso, casualmente ayer reseñé el último Southen Draw del sampler de lo que hasta ese momento eran todos sus productos, y hoy me toca el último de otro sampler de todos los productos de 1502. Esto no creo que sea más que coincidencia, puesto que todavía tengo una larga lista de cigarros por reseñar y algunos son de samplers y otros no. Pero con tantos cambios últimamente, no pierdo la esperanza que sea el fin de más de una cosa.

1502 - emerald 01

En cuanto al cigarro, todos los de 1502 han sido imponentes y muy bonitos, y el Emerald no es una excepción. Emerald fue una de las 3 primeras ligas con las que Enrique Sanchez Icaza lanzó esta marca nombrada en tributo al año en que Colón descubrió Nicaragua. Con excepción de este Emerald que contiene hojas mexicanas de San Andrés, todos sus productos son puros nicaragüenses. Hace poco tuve la oportunidad de conversar con quien sea que lleva la marca en Instagram (en mi mente es el mismo Enrique Sanchez, pero debe ser un commuity manager) y me pidió enlaces de mis reseñas de estos cigarros para colocarlos en la página web, lo cual por supuesto me llenó de orgullo y emoción, pero nada de ello habría ocurrido si no fuese por el recibimiento y las palabras de aliento que me han dado por este blog. El Emerald es un cigarro sólido, sin toques esponjosos, con un aroma herbáceo de esos que sientes en un jardín cuando acaba de llover y está saliendo el sol. También tiene aromas de durazno y cítricos.

1502 - emerald 02

No sé si es por el color verde que me predispuso, pero el Emerald comienza con sabores herbáceos, con toques especiados y un toque de chocolate, o más como cacao en polvo. Se siente más ligero de lo que esperaba, pero incluye una sabrosa dosis de esos toques afrutados de la calada en frío que incluían durazno y cítrico, aunque es más como cáscara de naranja y hacia el final del primer tercio incluye un toque de vainilla que le da un perfil dulzón al cigarro y hace que lo disfrute mucho más, aunque este sabor le da un aspecto más “aterciopelado” al humo (odio esa palabra a menos que me esté refiriendo a la banda colombiana). El cigarro tiene casi 9 meses en mi humidor, por lo que sus sabores tienen que estar en su mejor punto, y me da mucho gusto haber esperado.

1502 - emerald 03

Eso que ven al fondo son los árboles de mango que hay en mi casa, que ya están floreando. El mango aquí tiene su historia muy típica a la de la nieve en los países del norte, donde al principio uno piensa “qué delicia, vienen muchos mangos y todos van a estar buenísimos” y ya cuando sacas la 15va bolsa de mangos podridos piensas “cuándo dejarán de caer mangos, por qué existe esta fruta del diablo!!”. Así que al menos ya viendo estas flores me hago una idea de la pesadilla que será en unos meses, pero vamos al cigarro, que sin duda es una conversación más amena. El Emerald destaca una intensidad media, que permite apreciar varios sabores y te deja un leve picor en la lengua, muy apreciable con estos sabores tan afrutados, aunque tiende a suavizarse un poco en este segundo tercio e incluye sabores a madera y el café sigue siendo un sabor muy secundario y un componente más global de tierra mojada, muy rico y muy intenso.

1502 - emerald 04

En la mitad del cigarro los sabores se mantienen como al principio del segundo tercio, aunque incluyen cuero también y el café parece hacerse un poco más intenso o al menos más activo dentro de la paleta de sabores. El cigarro se siente más cremoso, con todo y la reducción (casi desaparición) del sabor de vainilla. En términos generales el Emerald no es el más fuerte de los 1502, ni cerca de estarlo, pero tampoco es un cigarro suave. En orden de intensidad colocaría al Emerald como el más suave de la línea, luego el Ruby, el Nicaragua, el Black Gold y por último el Blue Sapphire, como el más intenso de todos. El XO es una edición muy limitada y como lo probé en lancero, siempre va a ser exponencialmente más fuerte, así que no lo conté.

1502 - emerald 05

Hacia el último tercio, el Emerald se despoja de sus sabores herbáceos y cremosos, lo que ha hecho que el sabor de madera se sienta más seco, más presente y hasta ligeramente irritante, pero con la misma intensidad del sabor a café previo. Un sabor de almendras que apareció luego de la mitad del cigarro parece haber desaparecido en este punto y no regresó, pero los sabores de naranja sí regresan y se sienten en cada calada, mientras que mantengo viva la esperanza que el durazno y la vainilla reaparezcan también.

1502 - emerald 06

En el último tercio el cigarro finaliza perfectamente con los sabores antes mencionados. Sí tuvo un par de ocasiones donde la línea de quemado varió un poco preocupante, pero la fumada nunca cambió en calidad. Hacia el final, cuando apenas quedaban unos centímetros de cigarro decidí darle la última calada y esta fue un poco más fuerte de lo que normalmente habría hecho (porque estaba muy bueno) y logré quemarme los dedos más allá de una sensación desagradable, por lo que ahora tengo una ampolla bastante prominente. Es lo típico, si no me echo la ceniza encima, me las arreglo para quemarme. En fin, hace unos 9 meses que compré el sampler de 1502 en Cigar Federation bajo la premisa que no había probado un cigarro malo de ahí y los 1502 han cimentado esa experiencia, demostrando calidad en cada uno de sus cigarros que con gusto recomiendo.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s