Glenmorangie es una marca escocesa de whisky de single malt y aunque la botella o la marca sea medianamente reconocible por varios, el hechos es que fue una de las primeras destilerías (en los años 60) en utilizar barricas de roble ex-bourbon en vez de barricas españolas ex-jerez para añejar su destilado. Esto ayudó a cambiar el perfil de sabor del whisky escocés de manera significativa, y hoy en día las barricas ex-bourbon son ampliamente utilizadas a la par de las barricas ex-jerez.

Luego, en 1996, Glenmorangie introdujo su línea de finalizado en madera, que comenzó con experimentos realizados por la destilería con distintos tipos de barricas de madera en donde envasar los whiskies para una segunda maduración, utilizando barricas de oporto y de vino. Nuevamente, la industria siguió su ejemplo y hoy en día los finalizados en barricas adicionales son ampliamente utilizados por varias destilerías, y Glenmorangie puede decir que tiene algo de crédito en la extensión del sabor del whisky escocés nuevamente.

El whisky de esta reseña, además de ser llamado 10 Year Old (por ser de 10 años), también se llama The Original. No es que la marca quiera decir que es la misma receta de 1843 cuando se fundó la destilería, sino que es esa misma que fue añejada en barricas de ex-bourbon americano de primer y segundo uso, durante 10 años y que es la base del abanico de productos de Glenmorangie.

Glenmorangie-original-ten-years-old

En copa se trata de un whisky amarillo con destellos dorados, casi tan llamativo como se ve en la imagen, aunque quizá algo más claro y transparente. Al mover el líquido se notan lágrimas de buen tamaño y cercanas, que descienden lentamente por la copa.

En nariz el aroma floral y cítrico es bastante delicado, con algunas notas herbáceas también. Al cabo de un par de minutos también se aprecian aromas de vainilla y notas suaves de bourbon, que le dan un adicional que casi hace que se me agüe la boca.

Los matices apreciados en nariz se sienten también en boca, comenzando con un interesante sabor a madera y cebada que le dan un acento casi de pino al destilado y por un momento me recuerda al aroma de la ginebra. En el borde del paladar también se sienten notas cítricas de limón amarillo y una dosis momentáneamente fuerte de vainilla que acompaña los sabores muy agradablemente. Hacia el final del sabor se aprecian notas de brandy, peras en almíbar y un toque ahumado. Todos los sabores tienen más o menos la misma intensidad y ninguno se atreve a dominar el destilado.

Sin embargo, es al final del sabor y luego de haberlo pasado por garganta, que el sabor del whisky se siente un poco bajo par. El whisky perdura muy poco en boca y la largura es bastante extensa y ha sido solo después de concentrarme bastante que he podido apreciar sabores vagos de vainilla y madera, así como uno que otro toque de cítrico de limón. Esto quizá sucede por lo delicado que es el whisky, pero con estos aromas, no es lo que quisiera cuando lo tomo.

Por ello me ha costado darle una puntuación justa, pues se siente como una anomalía frente a los muchos otros whiskies de single malt que he probado. Los sabores son suaves y delicados, y a veces demasiado, por lo que toma mucha paciencia determinarlos bien. Pero la verdad también es que muy a menudo volvía a él y me quedaba apreciando esa suavidad y delicadeza del sabor… el cual no combinaría pero ni con hielo.

Ficha Técnica:
Empresa madre: LVMH
Fabricante: Glenmorangie Distillery
Nombre del Whisky: The Original
Marca: Glenmorangie
Origen: Escocia
Edad: 10 años
Precio: $26
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 88

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s