Hace unos 11 años atrás, en 2011, aunque 10 para el momento de lanzamiento de este cigarro, Drew Estate lanzó un cigarro llamado Undercrown con una historia muy interesante detrás. La historia creo haberla contado en otras reseñas que he hecho de este cigarro, pero resulta que la fábrica permitía que los torcedores fumaran los cigarros de la marca mientras trabajaban. Los cigarros que más fumaban eran los Liga Privada, al punto que estaban fumando demasiados ejemplares de un cigarro que ya de por sí era difícil de conseguir. Cuando les prohibieron seguir fumando esos, los torcedores se idearon un nuevo cigarro con las mismas hojas pero de distintas edades, que Drew Estate eventualmente creó como un producto en tributo a la inventiva y la creatividad de sus torcedores: Undercrown. En los 10 años desde su creación han creado distintas líneas de la marca, incluyendo el Sun Grown, el Shade, una colaboración con Cigar Dojo llamada Dogma y una colaboración con Shady Records llamada ShadyXX. Una nueva edición del Undercrown aparece con esta celebración de su primera década, con una capa San Andrés mexicana que comparte con el original, pero difiere tanto en el capote Connecticut Broadleaf, mientras que el original tiene Connecticut Habano en su capote y la tripa de este es toda de Nicaragua vs. las tripas del original provienen de Nicaragua y Brasil.

El nuevo cigarro es bastante distinto al original por la adición de una cinta dorada vertical que debe ser quitada antes de encender el cigarro y una anilla en el pie, además que la anilla principal tiene el número 10 debajo de la gárgola. Bajo todos estos artilugios se encuentra una capa intensamente oleosa, áspera y muy oscura. Se siente como un cigarro sólido y hasta duro, pero no algo que preocupe o que indique problemas de tiro. Esta capa tiene aromas a tierra, establo, pimienta y un toque de eucalipto, mientras que en el pie se aprecia cuero, café, pan y más tierra. Finalmente, luego de picarlo con la doble hojilla, la calada en frío permite apreciar nibs de cacao, tierra, paja, almendras y pasas.

El Undercrown 10 comienza como suelen comenzar los Undercrown y los nicaragüenses en general: muy fuerte de pimienta, tanto en el retrogusto como en el paladar, aunque en ambos casos se calma después de las primeras caladas. Le siguen sabores de chocolate negro y notas florales, que a mediados de este tercio incluyen también tierra seca, cuero, cedro y un toque suave de café, de ese ácido que a mucha gente, excluyéndome, le gusta. La pimienta sigue fuerte en el paladar, pero no al punto de dominar el resto de los sabores y en el retrogusto, aunque presente, es bastante sutil e incluye notas también de pasas. El cigarro tiene un tiro excelente, con humo abundante y una ceniza de buena consistencia contando que el cigarro es vitola corona (5×43), con una fortaleza entre suave y media e intensidad de sabores destacada.

La combinación de chocolate negro y notas florales sigue siendo lo más protagónico en el segundo tercio, aunque el chocolate es el más intenso de estos dos, es el sabor de pasas del retrogusto lo que más sorprende en este punto. También hay una mayor participación de la pimienta en el paladar y los sabores más secundarios incluyen cuero, tierra, pan y cedro. La quemada se mantiene muy bien, aunque hay momentos en que tengo que darle fuego para avivar la quemada. La fortaleza aumenta y se coloca en media, mientras que la intensidad de los sabores se mantiene casi igual.

Realmente me distraigo y para cuando me doy cuenta que no tengo fotos del último tercio, estoy en los últimos momentos del cigarro. Los sabores en esta fase final siguen siendo chocolate negro con notas florales y pasas en el retrogusto como los más fuertes, con sabores adicionales y en menor escala a café ácido, cedro, canela, y pan. El tiro sigue siendo muy bueno pero se me ha apagado un par de veces y lo mantengo encendido dándole caladas muy regulares. La fortaleza es mayor en este tercio pero cuando cuento con una hora y 35 minutos, que es una grosería para un corona, el Undercrown 10 llega a su fin.

La anilla principal está formada realmente por dos anillas, una cuadrada y sobre ella la que más similitud guarda con la original del cigarro. En la cara interna de esta más pequeña dice Thank you! bien grande, mientras que en la de la anilla más grande del hay un párrafo que detalla la historia del cigarro que mencioné en el primer párrafo y declara que este décimo aniversario es realmente un tributo a la inventiva, la creatividad y a la gente que hace la marca en Nicaragua. En cuanto al cigarro, siempre me ha parecido que no están cerca de los Liga Privada, pero este en particular lo sentí más rico y complejo que los otros Undercrown que he fumado e incluso similar a los Liga Privada en calidad de sabores. Pero si quieres comprar un Undercrown que sepa al Liga Privada, este tampoco es de esos. Pero diría que es mejor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s