Cornelio Cigar – Estrella de Punta Cana

Hace unos meses tuve la oportunidad de visitar República Dominicana y estando allá, de visitar una fábrica de tabacos, gracias en gran parte por el contacto que me consiguió mi amigo Juan Pablo, de Tabacco Store. En esta ocasión no se trataba de una fábrica mundialmente reconocida, sino de una emergente en donde el tabaco se sigue ligando con esperanza y torciendo con ganas de trabajar. Como toda marca emergente, esto se hace para consolidarse y hacerse como una de las grandes, pero por los momentos sigue siendo una fábrica que se vale de la calidad de su producto para venderse y no tanto por el nombre. Aunque gran parte de la experiencia la cubrí en el artículo de Comprando Puros en República Dominicana, aquí vengo a hablar del producto de Martin Cornelio.

Cornelio Cigars - Estrella de Punta Cana 01

Ubicado en La Romana, Cornelio Cigar tampoco se sitúa en el corazón geográfico del tabaco dominicano, quizá por clima o simplemente porque no es una zona tan fácilmente ubicable, pero el hecho es que Martin Cornelio tiene una buena cantidad de tiempo alrededor del tabaco, por lo que no es simplemente alguien que se consiguió un lote de hojas y comenzó a torcerlas, tendencia que sucede muy a menudo en la isla. De aspecto el Estrella de Punta Cana es un cigarro sencillo, sin muchas pretensiones y está disponible sin anilla, que es como los adquirí. Una capa oleosa y brillante, con varias venas pero pocas imperfecciones. El día que lo adquirí creo que compré 4 mazos y este cigarro en particular tiene una rotura en la capa, pero siempre he pensado que para catar un cigarro hay que hacerlo con cualquiera del mazo, no ponerse a elegir el que “parezca” el mejor. Igual mantengo la esperanza que no se me vaya a desarmar. Los aromas del cigarro no son tan abundantes ni ricos como quisiera, y en muchos casos cuando le doy a algún amigo para que los pruebe lo enciende con cierto recelo, porque es de aromas escasos. Quizá puedo determinar el cuero y madera como primarios, y muy poco más.

Cornelio Cigars - Estrella de Punta Cana 02

El cigarro enciende de inmediato, siendo un corona no esperaría menos. La combustión es rápida y la producción de humo abundante. Los sabores al principio apoyan esa teoría de que no va a tener muchos sabores, tan solo un golpe de especias que podría calificarse como pimienta, pero que no sabe solamente a eso. La intensidad del puro es entre media y baja, aunque es algo que me gusta de este cigarro y la reacción de muchos al fumarlo: parece que viene un cigarro suave, así que bajas las defensas, te sientas y procedes a disfrutar lo que parece ser un puro suave y con pocos aromas que alguien te regaló y sientes el compromiso de fumarlo.

Cornelio Cigars - Estrella de Punta Cana 03

Hasta que llegar a la mitad del primer tercio, cuyo punto se acerca más a la foto anterior a esta, pero así ha sido el flujo de imágenes. A la mitad del primer tercio se siente una sensación en boca como cuando tomas un trago de ron con un alto contenido alcohólico… el cigarro ya da ese salto de medio-suave a medio-fuerte y hace sentir además esa sensación en el paladar y por dentro de la boca de que algo caliente y muy rico en sabores llegó. A esta sensación le sigue un aspecto ahumado, como de leña, con unos matices en el fondo de vainilla y café. Estos sabores se van fusionando y haciendo más complejos, hasta que al final del primer tercio la sensación es como cuando era niño y me hacía pan tostado con mantequilla y azúcar… y el sabor de café se mantiene en el fondo, dándole un matiz diferente al azúcar.

Cornelio Cigars - Estrella de Punta Cana 04

A la mitad del tabaco y en general durante el segundo tercio es como si prácticamente hubiese encendido otro cigarro, porque aunque se siente un poco más seco y los sabores un tanto más ásperos, hay un sabor sumamente diferente a los del primer tercio y es un sabor a nuez moscada que le da un aspecto absolutamente diferente a este cigarro. También se siente a partir de la mitad una definición de las especias, más dirigido hacia la pimienta pura, seguido de un sabor tenue a melaza. Ese aspecto más áspero se ha traducido también en un humo mucho más denso y casi sólido.

Cornelio Cigars - Estrella de Punta Cana 05

En el último tercio la melaza lleva la delantera, pero ha adoptado un aspecto picante que no viene por el sabor a pimienta, sino más bien por una sensación en el fondo de jengibre que le da más vida a los sabores y que demuestra que no hace falta nicotina para intensificar un cigarro, sino que además le aporta un toque diferente. Un poco más adelantado en este último tercio ese aspecto picante del jengibre desaparece, pero es sustituido por un sabor ligeramente salado, como de pretzels y el regreso de ese sabor ahumado de leña del principio. Estos sabores se funden y son suficientes para dar fin al cigarro… un cigarro que desde la primera vez que lo fumé me sorprendió y que creo que en vitola corona es como mejor se aprecia. Al punto que la visita a Cornelio ya es para mí visita obligada la próxima vez que visite República Dominicana, y donde volveré a adquirir estos Estrella de Punta Cana, que están espectaculares. Cornelio me lo pone fácil para defender el tabaco dominicano.

Dossier-2.indd

Un comentario sobre “Cornelio Cigar – Estrella de Punta Cana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s