La cantidad de cigarros y blends distintos que AJ Fernandez ha creado en los últimos años es impresionante, pero entre todo lo que ha hecho, hay un tipo de cigarro que le faltaba y que no había ligado antes; uno con capa Camerún. Al menos hasta diciembre de 2018, cuando apareció este cigarro bajo el paraguas de New World, con la mencionada capa sobre hojas de las fincas de AJ Fernandez en Nicaragua. Es el cuarto producto que lleva el nombre de New World, siendo el que ahora se llama Oscuro o el “original” primero, luego el Connecticut y Puro Especial.

La capa Cameroon del cigarro no se ve tan clara ni tan lisa como la mayoría de las capas Cameroon suelen ser, mientras que por otro lado me pongo a pensar un par de veces si esta nueva presentación de New World no se trata solamente de una nueva capa sobre la misma mezcla de siempre, cosa que a veces sucede con otros cigarros y otras marcas. Quizá menos obvio por la foto es una muy ligera oleosidad en la capa del cigarro, aunque es apenas perceptible en la luz directa y la cantidad de venas que hay en la capa no ayudan a definirlo más. El box press es bastante marcado y la capa tiene aromas de madera, chocolate negro, cuero, establo y nuez moscada. La calada en frío presenta una nota de sal, madera, tierra y cuero, así que en general puedo decir que ya me llama bastante la atención el cigarro que es vitola toro, aunque el box press lo parece haber apretado bastante y se siente más pequeño y más delgado.

El cigarro mantiene su tendencia típica de AJ Fernandez y de Nicaragua con una bienvenida muy picante a la fumada, pero rápidamente le acompañan sabores herbáceos y de establo, que son acompañados por sabores muy típicos de la capa como tierra, paja y bosta, muy Cameroon desde el inicio y sin dejar de lado sus notas dulces que también son típicas aunque menos apreciadas. Muchas veces necesitamos la adición de un sabor dulce (o salado) para apreciar mejor otros sabores y eso es algo que mucha gente a veces ignora a la hora de catar un cigarro, o una comida o un destilado. Si lo que se cata carece de estos toques suaves dulces o salados, es más fácil ignorar el resto de los sabores. En términos técnicos, el anillo de combustión quema muy bien y la velocidad general es respetable, tomándome alrededor de 25 minutos superar el primer tercio. La ceniza sí es un poco carente de solidez, lo que en inglés se llama “flaky” y que se traduce como “escamada” o que se le caen pequeñas hojuelas continuamente. La intensidad es media.

En el segundo tercio el New World Cameroon se siente más fuerte, más absoluto en sus sabores, quizá lo llamaría menos Cameroon, que suelen ser fumadas más sutiles. Pero la capa de este Cameroon es más oscura, así que eso puede estar algo relacionado también. Pero si el primer tercio era muy estilo Cameroon, en el segundo se siente una transición hacia un nuevo estilo que no es completamente Cameroon sino más bien un Cameroon by AJF. El cigarro se hace bastante cremoso y los sabores típicos de tierra, bosta y herbáceos se ven superados por notas fuertes de café y madera. Técnicamente se ha comportado muy bien, con un anillo de combustión casi perfecto y buen tiro, aunque ligeramente más apretado de lo que me gusta. La quemada ha sufrido un par de veces que lo he dejado tranquilo por un par de minutos y cuando regreso está casi apagado, por lo que puedo darle varias caladas para encenderlo bien o darle un toque de fuego para ahorrar tiempo. Opto por la segunda opción generalmente, mientras que la ceniza ya no está presentando el mismo problema que antes.

Llegando a la segunda anilla y ya en el último tercio el anillo de combustión se desvía un poco, pero afortunadamente se corrige solo y no necesita más de tres minutos hacerlo, así que punto a favor para AJ Fernandez y su asombrosa fabricación. Han habido ocasiones en que el cigarro no ha tenido el humo tan denso como debería, pero así como la quemada ha variado por fuera, asumo que por dentro también. Los sabores de tierra regresan con mayor intensidad en el último tercio y esta se siente mojada, pero no es algo que domine la fumada y también me permite apreciar otros sabores del cigarro, como una nota fuerte herbácea que me recuerda por un momento a algas. La pimienta ha acompañado la fumada siempre pero con excepción de las primeras tres caladas, no ha sido dominante. Al cabo de una hora y 35 minutos, el New World Cameroon llega a su fin.

Habiendo probado el Aladino Cameroon recientemente, tomé esta fumada como una oportunidad para comparar dos buenos representantes de la capa Cameroon y me sorprende que la base de ambos cigarros es casi exacta, siendo sabores de tierra, bosta, establo y herbáceos, pero que ciertamente cada master blender ha ajustado con su propio estilo. El New World Cameroon absolutamente destaca el hecho que es hecho por AJ Fernandez, pues su sabor es casi imposible de ignorar y es reconocido desde las primeras caladas, aunque claro, sabiendo que es de AJF es muy fácil decirlo, mientras que si lo fumase a ciegas a lo mejor sería diferente la experiencia y la seguridad. Pero aparte de eso, el New World Cameroon es uno de los más baratos de AJF, por lo que me llamaba la atención cómo podría ser y también porque la capa Cameroon suele ser cara, así que fue un agradable ejercicio de expectativas. Quizá lo que menos me gustó del cigarro es que hubo varios aromas que sentí en frío que no se mostraron al encenderlo y en verdad esperaba algún sabor de chocolate y/o nuez moscada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s