Alec Bradley – Sanctum

f266jaw

Pocas cosas malas puedo decir de la marca Alec Bradley. Creo que fue uno de los primeros puros ‘buenos’ que fumé en mi historial; luego del New World llegué a probar un Coyol que me pareció espectacular, y desde entonces todos los Alec Bradley que he fumado me han impactado por lo buenos que son y lo reducido de su precio, en la mayoría de los casos. Cuando comencé a tomarme esto de fumar en serio y decidí probar algo más que los puros que me regalaban y los típicos venezolanos, investigué el Top 25 de Cigar Aficionado como guía y me dispuse a probar los que aparecían ahí, y de los 25 de 2015, he logrado probar 22, siendo este el último que tenía de esa lista. Desde entonces he aprendido bastante, incluyendo no regirme tanto por CA sino por mis propios gustos y encontrar a gente con gustos similares y usarlos como guía.

ve0gebm

Pero un Alec Bradley siempre me llama la atención, aunque este Sanctum no tenga tanta cobertura en internet como el resto de los productos de la marca. Es un cigarro que, por su colorido, me haría pensar que se trata de algo suave y que no vendrá con demasiados sabores, además que es bastante uniforme, se siente ligero, muy untuoso y con venas mínimas. Pero los aromas en frío ya me llaman la atención, pues son variados e incluyen crema, pimienta, chocolate, café, paja, pasas y un aspecto muy dulce que solo voy a descubrir al darle candela.

z1utyo5

Mi perro (se llama Perol) me visita y se pregunta por qué no le hago carantoñas en vez de estar fumando, pero ya debería estar acostumbrado. Normalmente se acuesta a mi lado mientras fumo, y con las primeras caladas del Sanctum casi me olvido de Perol. El tiro no es ideal, pero la cantidad de humo resalta, y la cantidad de pimienta me hace pensar que estoy fumando algo nicaragüense, pero en las primeras caladas ya el puro explota con sabores de pimienta, madera, crema, café, cacao, dulce, frutas y cuero. El cigarro es de intensidad media, y me llama la atención como pareciera definirse tanto en apenas las primeras caladas.

st5o3me

Mitad de este primer tercio y el sabor de caramelo aparece también. A propósito de haber mencionado los puros típicos venezolanos al principio de la reseña, cabe destacar que a mi juicio el mejor puro comercial venezolano (léase, no artesanal) es el Crispin Patiño Maduro, que entre sus sabores está el de ron, un sabor muy poco común en cigarros venezolanos o de cualquier otra procedencia. Pero este Sanctum también está mostrando ese sabor de ron, junto con los demás sabores, es todo un coctel de riqueza. También se le siente el sabor de pasas y cereza, y ese aroma de la carne a la parrilla. Este es el séptimo Alec Bradley que he reseñado, y me quedan algunos más en la lista, pero si son así, no me importaría que hayan muchos más que esos.

nkztqtg

Comenzando el segundo tercio y este puro sigue haciendo transiciones y cambios de intensidad, estos son los sabores aquí: pimienta, crema, carne, chocolate, café, cuero, tierra, pasas, melaza, madera y nueces. La construcción, tiro y fumada en general son ideales. El cigarro quema bastante lento, así que me tomo mi tiempo disfrutando cada calada, aunque confieso que lo estoy fumando un poco más rápido de lo normal.

iuzlrfx

Con excepción de la primera ceniza, todas las demás apenas se mantienen sobre el puro, y todas logré que me cayeran encima. Los sabores no han cambiado y el orden creo que tampoco, con apenas 5 meses de humidor se siente perfecto; quizá el único tema que tengo con el puro es que a partir de la mitad apareció la nicotina y el puro comienza a sentirse mucho más fuerte y mis manos son mucho más torpes. Menos mal que no soy de los que hace la reseña al mismo tiempo que fuma, si así fuera tendría muchísimos más errores y las reseñas seguro serían unos testamentos. El sabor se siente bastante equilibrado, el final perdura y casi que dan ganas de seguir dándole caladas, pero hay que dejarlo descansar.

mohp27y

Los sabores en este punto, a punto de comenzar el último tercio son crema, pasas, pimienta, chocolate, carne, nueces, cuero, madera y un elemento muy rico de tabaco. En ningún momento el puro requirió toques técnicos, sino que quemó perfecto, uniforme y continuo durante toda la fumada. hacia el final desaparecieron el chocolate y el café, pero la pimienta regresó, intensa. No es el AB más barato, pero a $7 por puro es difícil negarse, aún cuando la fumada es de una calidad que fácilmente rivaliza a puros de 10-12 dólares, y además las hojas que lo componen no son las tradicionales, lo cual es un aspecto que muchas veces se traduce en un precio mucho mayor, pero aquí no.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s